Cantante pampeana fue finalista en un certamen internacional de tango

UNA CANTANTE CASTENSE FUE FINALISTA EN FESTIVAL INTERNACIONAL DE TANGO EN MEDELLIN

Pamela Martín fue finalista en el XI Festival Internacional de Tango en Colombia. “Tuve el puntaje más alto, pero fui descalificada por una macana mía”, relató. La performance le permitió posibilidades de presentarse en escenarios de otros países latinoamericanos.
La cantante castense Pamela Martín fue finalista en la categoría Cantante Solista en el XI Festival Internacional del Tango que se desarrolló en la ciudad colombiana de Medellín.
“Fue una experiencia increíble y valiosísima. La calidez de la gente fue impensada. Llegar hasta la final nos enseñó muchas cosas y seguramente nos van a servir para el año que viene, porque podremos participar sin tener que pasar ninguna instancia eliminatoria. Esto nos permitió ver cómo estamos, hay que trabajar de otra manera, porque los cantantes que
llegaron a la final tenían coaching y maquilladores”, destacó la pampeana.
Martín llegó al Festival Internacional del Tango porque fue seleccionada por los trabajos subidos en el canal de Youtube. E impensadamente superó instancias hasta llegar a la final, y quedó “ahí” de poder convertirse en la ganadora del certamen, que se considerado “El Mundial” de tango.
“Perdí la final por una macana mía. El jurado era muy prestigioso. En mi caso, fue la primera vez que cantaba con una orquesta, y ellos tenían una versión, pero por falta de experiencia no
lleve escrita mi versión para que la tuvieran, porque son músicos de partitura y me tuve que adaptar a su versión. En la final me olvide de un arreglo que ellos hacían en un pasaje al medio de la canción, y seguí cantando como hago mi versión y eso automáticamente me descalificó”,
relató la cantante.
“Tuve la suerte de sacar el mejor puntaje, pero quede descalificada porque pisé el arreglo. La gente no se enteró, al contrario me aplaudió como nunca. Me fui con un montón de contactos y muy buenas propuestas de trabajo. Pero, el jurado que sabe de eso, me llamó y me dijo que venía bien, pero eso me dejó descalificada porque no se puede dejar pasar por el prestigioso del festival. La idea es volver porque salieron cosas muy lindas, hubo contactos con gente muy
interesante”, indicó -igualmente con satisfacción- la entrevistada.
Martín es una excelente cantante de tango, pero habitualmente interpreta diversos géneros de música latinoamericana. “A mí me encanta el folklore latinoamericano, la música centroamericana y el tango en este momento de mi vida consideró que lo interpreto mejor, porque la música es una especie de lenguaje donde tratar de hablarlo te hace sentir que lo decís bien o mejor, o lo transmitís mejor”, detalló.
“Es más, me sentía muy rara porque vengo de otra música distinta, y pensé que iba a ser un
impedimento. Pero me ayudó mucho y terminé cantando en escenarios bellísimos llenos de gente que bailan mientras nosotros cantamos”, resaltó.

“Muy orgullosa”.
Pamela Martín sorteó tres instancias para llegar a la final del Festival Internacional del Tango en la ciudad de Medellín. En la categoría Cantante Solista comenzaron compitiendo 43cantantes foráneos más los cantantes locales; y en la primera jornada eliminaron más de 30
participantes.
“En la segunda jornada ya cantamos con público y pasamos 18 cantantes a la instancia siguiente. Realmente me siento muy orgullosa de haber estado ahí. La calidad y la calidez de la gente y las interpretaciones de los cantantes fueron extraordinarias, donde estimó que el jurado actuó más por una cuestión de gustos personales que de técnicas o interpretaciones”, relató.
Consultado sobre si Medellín se puede comparar con Buenos Aires por la variedad de propuestas y el desarrollo que tiene el tango, respondió: “Amo a Buenos Aires, pero hay una diferencia cultural. Ellos se apropian y defienden esta música, porque había gente que me preguntaba qué está pasando en Buenos Aires: ‘Da la sensación que en Buenos Aires el tango murió y nació en Medellín’, me decían”.
“Cuando fue Carlitos (Gardel) a Medellín no fue para imponer el tango, el tango ya estaba allá. Y lo defienden de una manera extraordinaria. Subir a un taxi y escuchar tango, en las radios escuchabas una cumbia, una bachata y un tango, que acá eso no sucede. Allá no escuchamos en ningún lado un tema musical que no se interprete en castellano, o no existen comercios con nombres que no sean castellanos. Ellos defienden el concepto de la Patria Grande, les gustan las cosas latinoamericanas. El tango es parte de su cultura, les encanta bailar está música”, señaló.

-Que te sientas en este momento más segura de interpretar tango, ¿tiene que ver con una cuestión de edad?
-El tango es una voz del alma muy importante, pueden cambiar algunas palabras, aggiornarse el lunfardo, pero sigue estando en el habla cotidiana. Una cuestión machista que tiene el tango que se cambió un poco, muy poco diría. Pero después, las penas, los sentimientos, las
desgracias, no creo que haya otro género que lo transmita así. Hubo grandes poetas, y hay grandes escritores actualmente. Es chico el espacio que tiene, pero hay intérpretes y compositores que son muy importantes, pero es obvio que se acerquen a los grandes monstruos que hemos tenido en las décadas pasadas.