Cartagena de Indias: una joya turística del caribe colombiano

Situada en una amplia bahía colombiana bordeada de islas, la ciudad de Cartagena de Indias le ofrece al turista un destino de sol y playa, variada vida nocturna y caminatas por la Ciudad Amurallada para conocer la Plaza de los Coches, el Palacio de la Inquisición, el Museo del Oro y La Puerta del Reloj.
Capital del Departamento de Bolívar, la ciudad de Cartagena de Indias tiene costas en el océano Pacífico y a través del Mar Caribe accede al océano Atlántico donde posee islas como los archipiélagos de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.
La Ciudad Amurallada, una verdadera joya de la arquitectura antigua, fue durante los tiempos de la colonia lugar de residencia de la nobleza. Recorriendo el Corralito de Piedra, un paseo que demanda alrededor de tres horas, el visitante irá descubriendo murallas, fuertes, calles, balcones, iglesias y plazas que reflejan profundos tramos de su historia.
La Puerta o Torre del Reloj es el principal acceso al centro histórico de Cartagena y se ubica entre las plazas de Independencia y de los Coches. Flanqueada por dos pares de columnas toscanas y con la anexión de la torre del reloj llevada a cabo por el arquitecto Luis Jaspe en 1888, se considera una de las obras más logradas de la Escuela de Fortificación Hispanoamericana. Diariamente miles de personas transitan por este emblemático monumento.
Una vez traspasada la Puerta del Reloj el turista se encuentra en la actual Plaza de los Coches, sitio histórico que fue escenario de la exposición que sufrían los esclavos traídos de África para ser comercializados como mercancía y donde hoy se concentran las carrozas que llevan al turista a recorrer la encantadora Ciudad Amurallada.
Sobre la Plaza Bolívar, en el centro, se ubica el Museo del Oro Zenú, donde se puede conocer el aporte del oro y el cobre a la cultura prehispánica de Colombia.
La orfebrería Zenú cuenta con una vitrina que contiene 125 orejeras de filigrana fundida, técnica característica de esta sociedad, y las artesanías y objetos de oro abarcan colgantes, pendientes, nariguera y, vasijas finamente trabajados.
Se exhiben, además, variedad de artículos de alfarería, textiles y piezas que rescatan la cultura africana, uno de los pilares fundamentales de la cultura de Cartagena. Otras piezas precolombinas que se exhiben en este museo han sido halladas en los departamentos de Córdoba, Sucre y Bolívar.
También bordeando la plaza Bolívar se ubica uno de los símbolos que identifican esta ciudad: el Palacio de la Inquisición, que fue sede principal del Tribunal del Santo Oficio instalado en Cartagena de Indias en 1610.
De estilo barroco y labrada en su fachada la cruz del cristianismo, presenta balcones y ventanas con rejas; y al recorrerlo, el visitante conocerá los espacios que oficiaron de cárceles y cámaras de tortura. Además el palacio alberga en su interior el Museo y el Archivo Histórico.
La gastronomía en Cartagena es una fiesta de sabores donde el turista puede degustar desde el plato más clásico hasta el más exótico, tanto de la cocina local como internacional. Las opciones de alojamiento son múltiples y es posible escoger tradicionales hoteles coloniales o los exclusivos “boutique”.
Ubicado en un sector del Centro Histórico, el barrio Getsemaní encanta al visitante por la bohemia que se respira entre sus pintorescas murallas, donde los artistas callejeros saben ganarse la atención de los turistas y la rumba, incesante, despliega la más pura esencia del nativo.
La vida nocturna ofrece discotecas, teatros, conciertos restaurantes y bares con excelente música y sabores para todos los gustos, donde el turista podrá bailar o ver shows de salsa, conga o chachachá.
Sobre la península y al sur del Centro Histórico, se ubica una de las playas más famosas: Playa de Bocagrande. Sus doradas arenas y su excelente clima, sumados a un buen servicio de carpas y sombrillas, variedad de tragos, cervezas y bocadillos, más todo el escenario caribeño, hacen que los turistas la visiten a lo largo de todo el año.

Restaurantes y bares.
El barrio de Bocagrande presenta un centro comercial con variedad de restaurantes, bares y hoteles de cadenas internacionales, donde abundan las tiendas de primeras marcas, especialmente sobre la avenida San Martín, que es la principal y la más frecuentada por los visitantes.
Ningún turista que visita Cartagena se pierde el paseo a las Islas del Rosario, donde puede practicar buceo en medio de aguas cristalinas y formaciones coralinas de un ecosistema único en el mundo.
Partiendo en lancha rápida desde el muelle de la Bodeguita en el Centro Histórico de Cartagena y luego de 45 minutos, se alcanzan estas fabulosas islas donde se viven atardeceres inolvidables y se prueban exquisiteces como pescado acompañado de arroz con coco, o langosta, cangrejo, pulpo u otras delicias.
La visita al Oceanario es una encantadora alternativa para deslumbrarse con el show que presentan delfines, tortugas, tiburones y gran variedad de peces. Las islas cuentan con hospedajes que brindan un excelente servicio turístico.

Compartir