Casa de electrodomésticos despidió a 11 trabajadores

LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS

Por la baja en las ventas, una empresa de artículos para el hogar despidió a gran parte de su planta permanente en todo el país. En La Pampa cerró la sucursal en Pico y en Santa Rosa fueron despedidos tres trabajadores.
Una casa de artículos para el hogar despidió a once trabajadores pampeanos que cumplían funciones en las sucursales de Santa Rosa (3) y General Pico (8) e incrementó así la lista de cesantías que la firma viene haciendo en los últimos días en todas las sucursales del país. Se trata de la firma Lucaioli, que en Bahía Blanca despidió a 75 empleados, situación que fue repudiada con manifestaciones frente a la casa central.
“Si bien estamos en un contexto económico adverso para el comercio, los despidos en Lucaioli no tienen que ver tanto con la realidad económica nacional sino con las malas inversiones que hizo la firma. El año pasado compró la casa de artículos para el hogar Saturno y construyó un centro logístico de 5.000 metros cuadrados. Finalmente, por las bajas en las ventas, a la empresa no le quedó otra que despedir gente en casi todas las sucursales del país y si la situación sigue así van a despedir más. Lo peor de todo es que a la empresa le da lo mismo cualquier medida de fuerza que se impulse desde el gremio. Están en una situación muy grave. En la sucursal de Santa Rosa, la parte de arriba se cerró por falta de mercadería”, explicó ayer ante una consulta el dirigente mercantil Rodrigo Genoni. Y agregó: “El delegado gremial habló con los trabajadores y ya arreglaron con la indemnización en forma completa. Ahora habrá que ver la forma de pago”. Los intentos por dialogar sobre la situación con autoridades de la firma resultaron infructuosos, pero una rápida consulta en internet permitió visualizar que situaciones similares se registraron en otros localidades en las que la firma cuenta con sucursales.

En Pico.
La sucursal piquense de Lucaioli cerró el pasado viernes de manera sorpresiva, porque si bien la empresa había reconocido que se atravesaba un momento difícil en cuanto a la economía de la firma, no anticiparon la medida a los 8 trabajadores. Cerca del mediodía del viernes, la noticia se volvió realidad con la llegada a La Pampa de jefes provenientes de la casa central y de una escribana, que manifestaron sus intenciones de liquidar ya el salario y las compensaciones para los empleados.
Los trabajadores habían notado algunos cambios con el fin de ahorrar, pero el viernes, lo que comenzó como un día normal de trabajo, culminó con la noticia del despido. Además, les hicieron saber que al llegar a esta situación límite la empresa habría declarado en estado de quiebra.

Cámara.
Por otra parte, Genoni habló sobre la reunión que mantuvo con miembros de la Cámara de Comercio local. “Los empresarios no vislumbran que en los próximos tres o cuatro meses vaya a haber más despidos pero que tampoco se van a crear nuevos puestos de trabajo. Mientras siga así van a tener que despedir”, añadió.

Puerta a puerta.
Por último, el dirigente gremial analizó el impacto que tiene la venta puerta a puerta desde el exterior, una tendencia que crece gracias al avance de la tecnología y las políticas neoliberales impulsadas por el nuevo gobierno nacional. “Las crisis siempre pasan, de lo que no se vuelve es del avance de la tecnología en la forma de comercializar. Por ese motivo hay que capacitar a empleadores y a trabajadores. En los próximos días vamos a estar dictando en el centro de formación profesional una capacitación en redes sociales para que el trabajador pueda interactuar en redes sociales y salir a buscar al cliente”, concluyó.

Compartir