Desbaratan juego clandestino en Eduardo Castex

La policía de Eduardo Castex realizó un “mega operativo” contra el juego clandestino, que sería el primer procedimiento de magnitud en La Pampa desde que el juego clandestino fue tipificado como delito. Los investigadores secuestraron 42 computadoras para realizar apuestas online en las cantinas de Racing Club y el Club Estudiantil, y dos bares céntricos; además retuvieron aproximadamente 200 mil pesos y ocho personas quedaron imputadas e interviene en la causa la Fiscalía de Delitos Económicos de Santa Rosa.
Los allanamientos comenzaron en los primeros minutos del viernes, con la participación de efectivos de la UR I, de la División de Investigaciones de la UR I y de Monte Nievas y Puesto Caminero de Eduardo Castex. Los pesquisas irrumpieron simultáneamente en las cantinas de Racing Club y el Club Estudiantil; un bar ubicado sobre la calle Italia entre calles Estanislao Zeballos y España; y otra cantina ubicada sobre la calle Ramón Zamarbide entre Estanislao Zeballos y Rivadavia.
En estos locales funcionaban las computadoras para realizar apuestas y cada inmueble tenía “mas o menos una decena” de equipos informáticos. “Son como un casino, pero se hacen apuestas en las computadoras. Como si fueran esas maquinitas o tragamonedas de los casinos, pero en una PC que está programada para realizar pagos cada determinada cantidad de ganancias”, explicaron fuentes consultadas.
Los agentes policiales también encontraron en el Racing Club 40 personas que estaban participando “en una partida de tutti fay”, que son las apuestas que se realizan con el juego de dados. Las personas que hacían de “banqueros” serían foráneas. “Se hizo un trabajo de inteligencia que arrojó resultados altamente positivos. Sabíamos que había reuniones, por eso se dificultaba realizar los procedimientos en simultaneo en los cuatro edificios y eso fue demorando los operativos”, explicaron.

Allanamientos.
“Los procedimientos fueron altamente positivos porque secuestramos 42 computadoras donde se hacen apuestas, dinero en efectivo por 160 mil pesos y 56 mil pesos en cheques”, revelaron las fuentes policiales. En el procedimiento quedaron imputadas ocho personas, quienes fueron
notificadas en libertad a disposición de la Fiscalía de Delitos Económicos de la Primera Circunscripción Judicial. Estas personas serán juzgadas por transgredir el artículo 301 bis del Código Penal, dado que esta figura jurídica reemplazó a “la vieja” Ley provincial 408 que
regulaba el juego clandestino.
“Esto antes era una infracción, ahora es un delito. Este delito en diciembre del año pasado paso a estar tipificado en el Código Penal y después de realizar un trabajo de inteligencia se pudo desplegar este importante operativo”, explicó el subcomisario Marcelo Cortes.
-Cortes, ¿están identificados quiénes proveían las máquinas para realizar las apuestas online?
-No. Eso se irá investigando con el transcurrir de los días, porque queda otra parte de la investigación. Nosotros aún tenemos algunos trabajos por realizar, porque tenemos que analizar la telefonía y los CPU que se secuestraron.
-Quedaron imputados los responsables de los locales allanados ¿y quienes más?
-Están los encargados de los sitios allanados y los denominados “banqueros”, entre quienes hay gente de Victorica, Realicó, General Pico, entre otros lugares. Estas personas quedaron involucrados en la causa, pero fueron notificados en libertad.
-¿Esto significa que Eduardo Castex era un punto de convergencia para realizar apuestas clandestinas?
-Si. Algunos concurrían para apostar solamente y otros eran los responsables.

Apuestas satelitales
En la cantina de Racing Club de Eduardo Castex sobre el techo se puede observar
-llamativamente- una parabólica satelital, que permitiría realizar apuestas instantáneas en las carreras de los principales hipódromos del país. El subcomisario Marcelo Cortes no supo precisar donde se recepcionan las apuestas y quienes son los responsables del sofisticado y costoso sistema, dado que disponer de transmisiones satelitales requiere de una significativa inversión económica. “Esto es todo muy reciente y estamos aún en etapa investigativa”, dijo
-escuetamente- Cortes.
Los involucrados en el delito no se reducen solamente a los “banqueros” y “cantineros”, sino que detrás existiría una organización con poderío económico y una importante logística para operar -seguramente- en distintas localidades y ciudades pampeanas y de otras
provincias.
Ayer, después de los allanamientos, la parabólica continuaba instalada en el edificio céntrico, ubicado en el cruce de calle Estrada y Diagonal 9 de Julio.