La madre Alba, inimputable

El juez federal, Daniel Rafecas, sobreseyó a la madre superiora Alba, del convento de General Rodríguez, en el marco de la causa en que se investiga al ex secretario de Obras Públicas José Lopez por enriquecimiento ilícito. Fuentes judiciales confirmaron que el juez declaró inimputable a la monja de 95 años, quien era investigada por presunto encubrimiento de López, cuando llegó aquella madrugada del 14 de junio al convento y los bolsos con varios millones de dólares en en su interior.
Según informaron fuentes judiciales a NA, el sobreseimiento fue dictado por el artículo 336 inciso 5 del código procesal penal en virtud de la inimputabilidad en este caso de la madre Alba.
La definición del juez fue tras recibir un informe de una junta médica sobre estado de salud de la monja, quienes concluyeron que Alba Día de España Martínez Fernández “no se encuentra en condiciones psicofísicas para enfrentar un proceso penal”.

“Desorientada”.
Los expertos Maximilano Luna, jefe del servicio de Neurología Forense; Osvaldo Fontinoni, y la psicóloga forense Adela Orggatti dictaminaron que la monja “requiere asistencia permanente, se encuentra desorientada, particularmente en tiempo, el conocimiento de hechos concernientes a sí misma se mantiene, pero es parcial, fragmentado e incompleto”. Agrega que “los hallazgos mencionados son los propios de un trastorno cognitivo moderado-grave, y corresponden a un estado demencial en estado moderado”.
Alba “no tendría memoria y otras funciones cognitivas suficientes para responder con veracidad a las preguntas efectuadas”, sumado a que “no se encontraría en condiciones de declarar con discernimiento o introspección razonables”.

Compartir