Celebraron los 40 años de egresados

UN EMOTIVO REENCUENTRO DE EX ALUMNOS DEL COLEGIO MANUEL BELGRANO DE EDUARDO CASTEX

Integrantes de la promoción 76 del secundario Manuel Belgrano, muchos de ellos en otras localidades y provincias, recorrieron el “viejo edificio” del colegio. Participaron en una misa y disfrutaron de un “asadazo” con “mucho baile y cotillón”.
Habían pasado 40 años de la última vez que recorrieron juntos las aulas y el patio cubierto del histórico colegio Manuel Belgrano, y todos tomaron distintos caminos en la vida. Algunos se quedaron en Eduardo Castex, pero otros emigraron para estudiar, trabajar o formar sus familias. Y el viernes nuevamente se juntaron en el mismo sitio que los albergó durante los cinco años de su adolescencia y juventud.
Ahí estaban en el patio cubierto los egresados de la promoción 1976 del colegio castense. El bullicio era símil a las épocas de la adolescencia; pero se sumaron interminables abrazos, algunas lagrimas, inevitables charlas como ¿qué haces?, ¿te casastes?, ¿Cómo andan tus hijos?, ¿te acordás cuando íbamos…Y esas cosas que se pregunta la gente para “romper el hielo” cuando hace tantos años que no ven o no tiene noticias de aquellos con quienes compartieron los momentos más importantes de sus juventudes.
Los que viven en Eduardo Castex se reunían periódicamente, pero está vez se cumplían cuarenta años que egresaron en el viejo edificio del colegio castense. Y comenzaron a programar “una juntada” más importante. Tenían que estar todos, al menos lo que podían viajar. Y llegó Mirta de Zapala, Teresita dejó -bien cuidados- a los pacientes en San Luis y otros arribaron de Santa Rosa, General Pico y Macachín. Cada auto que paraba, era un griterío infernal. Y después seguían los abrazos, se humedecían los ojos de emoción y alegría y ahí nomás a mostrar al resto de los que estaban presentes. Mari, Hilda, Bichi, Ricardo, Adriana y
Betina -entre otros- fueron los que oficiaron de anfitriones, y hasta se encargaron del asado que comieron a la noche, en la casa de una de las “compañeritas”.

Recuerdos y nostalgias.
Los egresados de la promoción 1976 del colegio castense no se privaron de nada. Vivieron “su jornada”. Les abrieron el edificio para que se puedan juntar, y allí comenzó la reunión. Después de varios minutos de charlas, comenzó la recorrida por las instalaciones, donde dieron rienda
suelta a los recuerdos de algunas travesuras, los primeros romances y las complicidades con algunos profesores.
Llegaron hasta el pequeño patio “al aire libre”, los baños que ya en aquel momento no tenía
vidrios en las ventanas, y quizás nunca llegaron a tenerlos hasta que dejó de funcionar ahí el establecimiento más antiguo de nivel secundario.
“Entrar en los pasillo fue una cosa increíble, pero los que están viviendo en otras localidades no han tenido la oportunidad de visitar estas instalaciones como nosotros que vivimos en Castex. Y para ellos la emoción es mucho más significativa”, detalló -emocionada- una castense.
Y rápidamente recordó -con algo de picardía- una anécdota: “El tercer año lo hicimos en el aula que está en la esquina -de calles Raúl B. Díaz y Sarmiento-, y los viernes nos colgábamos de la venta para ver los “galanes” que venían del colegio Domingo Savio de Santa Rosa, y la tarde ya iban a la confitería de La Manuela”. (NdR: Se refieren a Manuela Giordano, una vecina que tenía una confitería donde actualmente funciona el Concejo Deliberante de Eduardo Castex).

Asado, baile y cotillón.
Los egresados de la “Promo 76” el viernes, compartieron una misa de acción de gracia en la Iglesia castense, y realizaron un “bocinazo” por las calles castenses. Y de ahí directamente a la casa de una “compañerita” para compartir un apetitoso asado, que incluyó “mucho baile y más cotillón”.
“La juntada duró hasta la madrugada (del sábado), y la verdad que estamos todos rotos”, confesaron ayer algunos de los participantes. Pero, sin dudas, les quedó la emoción de compartir una jornada con sus antiguos compañeros de curso del histórico “viejo edificio” del colegio Belgrano de Eduardo Castex.

Compartir