Censuraron un documental en Rosario. Polémica entre su directora y el dueño de un cine

La cineasta Andrea Testa rechazó la decisión de uno de los cines más importantes de Rosario, que funciona como espacio de difusión de películas argentinas, de suspender la proyección del documental “Pibe Chorro” por “temor al momento que atraviesa” la ciudad, donde miles de personas reclamaron mayor seguridad ante el aumento de la delincuencia.
Testa sostuvo que “el encargado dijo que no veía con buenos ojos la proyección de la película en la situación que está viviendo la ciudad. Nos dijeron que se podrían dar situaciones que prefieren evitar”.
El documental, que iba a proyectarse en el cine Arteón entre el 8 y 13 de septiembre, busca abrir un debate sobre cómo se origina la delincuencia y rechaza el reclamo de mano dura contra la inseguridad, entre otras cuestiones.
La presentación estaba prevista en el cine Arteón, el Espacio Incaa de Rosario que tiene como misión la exhibición de las producciones cinematográficas argentinas, pero días atrás le comunicaron a la productora que se suspendía la proyección.
“Nosotros elevamos la queja, primero, de por qué a una semana de la proyección nos levantan el estreno habiendo hecho ya una campaña de difusión. Somos unas productora independiente y todo nos cuesta mucho esfuerzo”, explicó Testa.
La cineasta consideró “sumamente grave que aludan al contenido de la película que no es un documental clásico. Es un ensayo en el que se busca correr el eje del debate sobre las responsabilidades de los pibes. Nos pensamos como una sociedad que crea condiciones o permite que existan situaciones de violencia”.
Asimismo, explicó que en su obra “nos preguntamos también sobre qué es la violencia y si no es violento también un Estado ausente, que no se preocupa por los excluidos”.
“Es una película que la hicimos desde 2010, a partir de nuestro trabajo en barrios de La Matanza, en el conurbano bonaerense. Se trata de destrabar un poco las construcciones mediáticas sobre la inseguridad y sobre quiénes son los pibes chorros”, añadió.
Testa manifestó que “haciendo pública esta situación con el Arteón nos da la respuesta de que Rosario quiere la película justamente para debatir”.
“No es una película que tenga el discurso cerrado, sino que todas las personas que la vieron se llevaron cosas para pensar, para aplicar en sus lugares de militancia o de profesión. Es una película que convoca a pensarla colectivamente”, apuntó la cineasta.
“Nos preguntamos quienes están inseguro y si, con esa construcción social de quiénes son los peligrosos, no estaríamos nosotros violentando a ese sector”. Añadió. (DyN)

Compartir