Cierran la Biblioteca de la UNLPam por inconvenientes en el subsuelo

El Secretario de Coordinación y Planeamiento Institucional de la Universidad Nacional de La Pampa, Fernando Casal informó en la mañana de este lunes sobre un inconveniente surgido el domingo con el agua en el segundo subsuelo que obligó la suspensión de actividades en el ámbito de la Biblioteca Central situada en el primer subsuelo del edificio universitario de Gil 353.
Recordó que se encuentra en ejecución una obra para mitigar el ingreso de agua por nivel de napas y de lo que suponen pérdidas de la red troncal que va por su tercer mes de ejecución. En ese marco, funcionan bombas extractoras interconectadas.
El domingo indicó el funcionario, se sumaron una serie de eventos. La Cooperativa Popular de Electricidad con una intervención programada efectuó el retiro de los equipos de la vieja subestación transformadora para permitir el trabajo en el piso -una carpeta que se efectúa en el resto del espacio-, con ello el suministro de energía faltó entre cuatro a seis horas y las bombas no trabajaron en ese lapso.
En esas horas el registro subió considerablemente. Puestas en funcionamiento nuevamente para el desagote del lugar, el caño por el cual tiene salida del edificio el agua se obstruyó y la presión produjo su rotura. El conducto pasa por el techo de la Biblioteca Central -a nivel de la vereda-, con lo cual se produjo el dilema de sacar el agua del subsuelo o no efectuar tareas en salvaguarda de las instalaciones de Biblioteca.
Ante ello desde la Secretaría contactaron al Subdirector de Planificación y Diagnóstico de Dagsa, Marcelo Furch para requerir un camión cisterna para el desagote aunque las características del ingreso al subsuelo por rampa así como la distancia al nivel de la calle hicieron imposible la implementación de esa solución. Desde el Municipio se contactó a Defensa Civil de la Provincia que colocó una bomba que extrae el agua hacia la calle, hasta la reparación del caño y la verificación de la obstrucción en el mismo.
Consultado por el estado de las instalaciones de Biblioteca, Casal indicó que no hubo inconvenientes y para evitar daños se opto por el cierre que afectará la mañana de esta jornada y si persisten las dificultades se retomaría la actividad normal el día martes, hasta la culminación del reemplazo de la cañería obstruida.