Cinco muertos y 81.500 afectados por las inundaciones en Filipinas

Al menos cinco filipinos murieron y 20.371 familias (unas 81.500 personas) sufren las consecuencias de las inundaciones que afectan al centro y norte de Filipinas, tras varios días de copiosa precipitaciones que continuarán hasta mediados de la semana entrante, según las previsiones meteorológicas.
Las víctimas mortales son cuatro personas que perecieron ahogadas y otra persona que falleció en el derrumbe de un muro, informó la agencia estatal Consejo Nacional de Gestión y Reducción de Riesgo en los Desastres en su primer boletín de hoy, según la agencia Efe.
El organismo apuntó que además tienen una persona desaparecida, un filipino de 57 años que había salido a pescar el 8 de agosto, y un herido, un filipino de 38 años al que sorprendió una avalancha de tierra.
El Departamento de Bienestar Social y Desarrollo cuida de 79 centros de evacuados que albergan a 3.888 familias (unas 15.500 personas) y ofrece asistencia a otras 16.483 familias (unas 65.500 personas), según datos oficiales recogidos por el medio Rappler.
Fuentes de Bienestar Social y Desarrollo dijeron que tienen preparados para distribuir paquetes de alimentos para 196.626 familias.
La alerta de la agencia meteorológica de Filipinas sobre peligro de inundaciones y avalanchas de tierra este domingo está dirigida a Manila y las provincias de Bataan, Batangas, Bulacan, Cavite, Laguna, Nueva Ecija, Pampanga, Pangasinan, Rizal, Tarlac y Zambales.
El portavoz de la Presidencia, Ernesto Abella, indicó que el Gobierno está pendiente de la situación y ha ordenado a Defensa que colabore con las operaciones de rescate y evacuación.
Los colegios en las zonas afectadas tienen previsto permanecer cerrados el lunes.
Las operaciones en el aeropuerto internacional de Manila se mantienen, pese a que algún vuelo nacional fue desviado a la base aérea de Clark, situada a unos 100 kilómetros al norte de la capital, según el diario Sun Star.
Entre 15 y 20 tifones visitan todos los años Filipinas durante la estación lluviosa, que por lo general comienza en junio y se prolonga hasta noviembre. (Télam)

Compartir