Citan a declarar a Hebe de Bonafini, De Vido, López y los hermanos Schoklender

El detenido exsecretario de Obras Públicas, José López; el exministro de Planificación, Julio De Vido; la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y los hermanos Sergio y Pablo Schoklender fueron citados a indagatoria por el juez Marcelo Martínez de Giorgi, entre un total de 43 imputados, por presuntas irregularidades cometidas en el programa de construcción de viviendas Sueños Compartidos.
Entre los citados por el titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 8 se encuentran también los exgobernadores de Chaco, Jorge Capitanich, de Misiones, Maurice Closs, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; el exministro de Trabajo Carlos Tomada y el actual gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, informó el Centro de Información Judicial (CIJ).
Los citados a indagatoria deberán concurrir a los tribunales en un plazo que va desde el 4 de julio hasta fines de septiembre y el primero de ellos será Abel Fatala, exsubsecretario de Obras Públicas, sindicado como el nexo entre el Gobierno de Cristina Kirchner y las Madres de Plaza de Mayo y los Shoklender.
El listado de los citados incluye también al actual diputado y exintendente de Almirante Brown, Darío Giustozzi; al exjefe comunal de Ezeiza Alejandro Granados; y a los expresidentes de los institutos de Vivienda de la Ciudad, Claudio Freidin, y de Santiago del Estero, Daniel Nasif.
El programa Sueños Compartidos fue asignado a la Asociación Madres de Plaza de Mayo y estaba dirigido por los hermanos Schoklender, acusados de ser parte de una asociación ilícita que habría desviado fondos públicos destinados a la construcción de viviendas sociales: se comprobó que hubo un desvío de más de 200 millones de pesos con los fondos oficiales destinados a este plan.
Según la resolución, “las notas apuntadas permiten reconstruir una hipótesis delictiva, según la cual Sergio Mauricio y Pablo Guillermo Schoklender, valiéndose del prestigio y trayectoria de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, habrían utilizado a la Fundación de la cual eran apoderados, en connivencia funcionarios públicos nacionales, provinciales y municipales, para gestionar y obtener ilegítimamente fondos de la Secretaría de Obras Públicas dependiente del Ministerio de Planificación Federal para la construcción de viviendas sociales”.
Precisamente, la convocatoria se produce en medio del escándalo por la detención del exsecretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, mientras intentaba ocultar más de 9 millones de dólares en un monasterio de General Rodríguez.
El juez investiga si parte de esos fondos habrían sido “detraídos luego de su destino específico -con el consecuente perjuicio económico a las arcas del Estado-, contando para ello con la colaboración de otros empleados infieles de la fundación, así como también con terceras personas y empresas que fueron utilizadas para dar apariencia lícita a las sumas dinerarias ilegítimamente percibidas”.
El escándalo por Sueños Compartidos estalló a fines de mayo de 2011, cuando varios medios de comunicación difundieron las denuncias de la diputada de la Coalición Cívica, Elsa Quiroz, contra Sergio Schoklender por supuestas irregularidades en compras inmobiliarias y supuesto enriquecimiento ilícito con el dinero público destinado al proyecto de viviendas de las Madres de Plaza de Mayo.
Tras ello, Sergio Schoklender estuvo preso un tiempo hasta que fue liberado en junio de 2012, y poco después de recuperar la libertad el exapoderado de la Fundación Sueños Compartidos fue objeto de una denuncia de Bonafini por “amenazas y extorsión”, pero fue sobreseído.
Por otra parte, el año pasado, la Auditoría General de la Nación (AGN) presentó un duro informe sobre ese programa de construcción de viviendas sociales, en el que dio cuenta de pagos a funcionarios encargados de controlar la ejecución de las obras, deudas previsionales con los obreros y desembolsos efectuados a personas jurídicas no relacionadas con la gestión de obras, entre otras irregularidades. (NA)

Compartir