Clausuraron un boliche

A partir de la tarea en forma conjunta entre el Ministerio de Seguridad y la municipalidad de Santa Rosa, en la madrugada de este sábado se realizaron controles en discotecas de esta ciudad, a cargo de funcionarios del ministerio de seguridad y desde el municipio, el Subdirector de Juventud, Conrado Caione y el Director de Tránsito, Víctor Riera.
En este sentido, se detectó que dentro del local bailable V-8, la cantina había expedido una bebida alcohólica a una menor de 17 años de edad. Inmediatamente los inspectores municipales realizaron la clausura de la barra para que no se vuelva a repetir esta situación y a las 6.00 hs se colocaron las fajas de clausura al local.
Por su parte, la menor fue trasladada a la dependencia policial del Área Funcional de Género, Niñez y Adolescencia, disponiéndose que se realicen actuaciones para determinar la responsabilidad de adultos ante la posibilidad que se hubieran vulnerado derechos de la menor. Este procedimiento enmarcado en el artículo 10 del Código de Falta provincial, el cual alude; “En todos los casos de faltas o delitos cometidos por menores de hasta dieciocho (18) años, el Juez citará a los padres, tutores o guardadores y podrán aplicar a los mismos una multa de hasta treinta ( 30) días-multa, si aquellos se hubieren producido como consecuencia de la negligencia de éstos para impedirlos”.
En tanto el responsable del local, asumió la responsabilidad y manifestó que va a realizar controles más exhaustivos en relación al expendió de alcohol a menores de 18 años de edad.

Contravención.
Por otra parte, funcionarios del Ministerio de Seguridad, en el local bailable “El Sol”, detectaron a un menor consumiendo alcohol, el cual fue proporcionado por un mayor de edad, por lo que se dispuso realizar el sumario contravencional a quien le cedió el trago y se dispuso que el menor de edad fuera asistido por sus familiares. También, en el mismo lugar, inspectores municipales, fueron alertados por una joven menor de edad, la cual presentaba el DNI de su hermana para ingresar a dicho local bailable.
De esta manera, como en las demás situaciones se procedió a trasladar a la menor de edad a la dependencia policial de Género, Niñez y Adolescencia para que luego sus padres o tutores retiren a la joven.