Colocaron un puente en la ruta 101 para que Vértiz no quede aislado. Video y fotos

Con la instalación de nuevas bombas extractoras y el armado de un puente móvil para habilitar el paso por la ruta 101 continuaron este sábado los trabajos para aliviar la situación que atraviesa Vértiz.
A través de un parte de prensa y la edición de un video, desde el equipo de comunicación del gobernador Carlos Verna se informó que la localidad norteña se encuentra en situación crítica pero controlada a partir del escurrimiento del agua que dejaron las lluvias de las últimas semanas. Por eso se reforzaron las tareas con la llegada de más bombas, algo que acelera la derivación del agua hacia los canales y lugares de escurrimiento naturales.


Complementariamente, personal del Ejército inició la instalación de un puente para habilitar el paso en el tramo de la ruta que se cortó para que el agua escurra y no ingrese al casco urbano. La apertura al tránsito –que será habilitado sólo para autos y camionetas- se prevee para esta noche.
En el pueblo se encuentran instalados, además, trabajadores del Ministerio de Desarrollo Social, y el de Salud, la Secretaría de Asuntos Municipales, la de Recursos Hídricos y Vialidad Provincial, quienes asisten a los pobladores en las distintas necesidades que se presentan.
El intendente de Vértiz, Luis Giacomino, aseguró que la situación que atravesó la localidad por la llegada del agua de las precipitaciones ha mejorado como resultado de las tareas realizadas el viernes por personal de distintas áreas del gobierno provincial.
Tras aclarar que no hay agua en el casco urbano, el intendente agradeció el apoyo recibido desde el Estado y “el acompañamiento de la gente del pueblo, porque tenemos un grupo de vecinos, chicos de entre 22 y 30 años que han trabajado muchísimo”.


“Estamos sobrepasados porque son muchas horas de trabajo y la verdad es que hoy a la tarde en un momento me ganó al desazón y pensé que no íbamos a poder ganarle al agua, pero ahora puedo decir que si mantenemos este nivel de bombeo, más las bombas que se sumarán el sábado vamos tener un respiro”, indicó.
El agua que amenaza la localidad desde la entrada –sobre ruta 7- es bombeada hacia un sistema de canales ubicados al oeste y por allí escurre naturalmente, por desnivel.
El funcionario explicó que no fue necesario evacuar a nadie, aunque las precauciones se habían tomado por si hubiera sido necesario. “Tenemos alguna casa que reacondicionamos, el Salón de Usos Múltiples que estamos usando para hospedar a la gente que vino a trabajar, el espacio Cumelén que está acondicionado como para albergar a dos familias por lo menos, nos ofrecieron el SUM de la escuela también. Pero si se mantiene de esta manera no habría que usarlos”.
Se estima que esta noche ya se estaría en condiciones de habilitar el paso vehícular sobre el puente de la ruta 101, que quedará reducido a autos y camionetas (no camiones).