“El incendio comenzó en un contenedor”

INCENDIO EN EL JARDIN BOTANICO

El decano de la Facultad de Agronomía de la UNLPam, Gustavo Fernández, aseguró ayer que el incendio generado en el Jardín Botánico de la facultad se generó por causas naturales y destacó que el perjuicio es importante, mientras que la zona “más quemada es de pastizales naturales”.
“En cuanto a investigación judicial o administrativa no hay, el incendio comenzó en un contenedor de la parte este del jardín donde está el pabellón de Ciencias Exactas y Naturales, había hojas y aparentemente ha sido algún vidrio que prendió fuego, tipo lupa con el sol”, manifestó en declaraciones a LA ARENA.
El incendio se registró a las 15 del pasado sábado en el Jardín Botánico “Juan Williamson” del Campus Universitario que comparten la Faculta de Agronomía y de Ciencias Exactas y Naturales, situado al norte de la ciudad de Santa Rosa, a la vera de
la ruta nacional 35.
El fuego quemó una superficie importante del predio, según puede observarse en el lugar, incluso se perdieron varias especies que estaban plantadas en el lugar desde hace unos 50 años. También se afectó cuatro palmeras que sostienen el cableado eléctrico, aunque no hubo daños materiales en los edificios.

Muy afectado.
Al ser entrevistado en su oficina de la facultad, Fernández explicó que “tuvimos suerte porque estaba el encargado del campo de la facultad que trabajó bastante para apagar el fuego, porque hubo columnas de álamos y el jardín botánico que fueron muy afectados”.
“En el jardín, el fuego pasó por adentro, hay que ver el tema de las plantas que dependen del viento y la temperatura que tomaron. Vamos a ver qué pasa ahora, hay que esperar que llueva y ver qué rebrota. La parte más quemada es de pastizales naturales. El problemas son los pinos, cipreses, creo que van a morir varios, espero equivocarme”, agregó.
Sobre las especies y su futuro, el decano señaló que “todo depende de la intensidad que alcanzó el fuego” y advirtió que la causa “debe ser natural”, a partir de “un contenedor donde había hojas de papel, por ahí habría algún vidrio que hizo tipo lupa, el contenedor se tiene que limpiar, hay parte de error humano también”.

Devastador.
La plantación del Jardín Botánico sufrió muchos daños. Algunas especies de Eucaliptos, Cipreses y variedades importantes del Jardín Botánico se quemaron por completo y, según el cálculo de la fuente consultada se estima una superficie quemada que abarca cerca de 300 metros por 200 metros.
El personal describió la situación como “devastadora”, teniendo en cuenta que el Jardín Botánico de Agronomía, donde se registraron la mayoría de las pérdidas, es una sector muy importante para la facultad. Alrededor del predio también se registraron daños.