Comenzó la Expo Rural de Pico y Moralejo pidió “no subestimar” las inundaciones

El acto inaugural de la 85° Exposición Rural de la ciudad de General Pico se llevó a cabo hoy y estuvo encabezada por el ministro de la Producción de La Pampa, Ricardo Moralejo, acompañado por el intendente municipal, Juan José Rainone, el presidente de la Sociedad Rural de General Pico, Raúl Rosiere, el presidente de CARBAP, Matías de Velazco, el presidente de CRA, Dardo Chiesa, el ministro de Desarrollo Territorial, Martín Borthiry, la vicepresidenta primera de la Cámara de Diputados, Alicia Mayoral, el presidente del Banco de La Pampa, Alexis Iviglia, legisladores nacionales y provinciales, concejales, demás funcionarios provinciales y municipales, autoridades del Banco de La Pampa, representantes de entidades rurales y público en general.
Dando comienzo con la ceremonia, el conjunto Ensambles de Vientos y Percusión realizó una presentación musical; seguidamente el intendente Rainone hizo entrega de la Resolución Municipal que declara de interés municipal la Exposición Rural 2017; a continuación ingresó la bandera nacional y se entonaron las estrofas del himno nacional argentino. Luego fue el turno de los discursos donde se escucharon las palabras del presidente de la Sociedad Rural de General Pico, del presidente de CARBAP, del titular de CRA y del ministro de la Producción de La Pampa.
En nombre del Gobierno de La Pampa habló a los presentes el ministro de la Producción quien acercó el saludo del gobernador Carlos Verna y felicitó a la Comisión Directiva por la organización del evento.
El ministro pampeano coincidió con las palabras de sus antecesores en los discursos en cuanto a que la actividad agropecuaria dinamiza la economía de la provincia y que es el sector agropecuario quien ha sostenido en gran medida a La Pampa desde siempre.
Al igual que los titulares de la Sociedad Rural, CARBAP y CRA habló de la difícil situación de las inundaciones en nuestra provincia y enumeró las acciones desarrolladas por el Gobierno provincial en ese sentido.
“Creo que el tema de las inundaciones se ha subestimado, es mucho más importante de cómo está planteado, es un problema que viene para quedarse, si bien hemos actuado, quienes trabajamos desde el Ejecutivo Provincial sabemos del problema real para el control de los mismos”, sostuvo Moralejo, quien nombró 4 etapas de trabajo, la primera de ellas que se produjo al momento de las intensas precipitaciones (con 600 milímetros caídos y afectando 1.500.000 de hectáreas) “donde hubo que salvar a las distintas localidades para que no se inundaran, hubo que trabajar para que no tuviéramos brotes epidémicos, para que no tuviéramos pérdidas humanas y que pudiéramos asistir a los sectores más vulnerables, y todo eso se logró con éxito”, amplió.
En una segunda etapa se trabajó en el escurrimiento de las aguas “que llevó a que se cortaran caminos vecinales, que se estropeara la red terciaria, que se cortaran rutas provinciales y nacionales, hubo que trabajar intensamente en ver cómo solucionar las comunicaciones entre los productores y arreglar la red terciaria. Había que arreglarlo porque no podíamos dejar a pampeanos aislados y sabíamos del sufrimiento y del miedo que eso genera. También se trabajó en forma inmediata en la recuperación de las rutas provinciales y podemos decir que un término de no más de 30 o 40 días estaban todas transitables, permitía la transitabilidad de todos los vecinos de la provincia, pero también se inundaban las rutas nacionales y hoy estamos esperando que se terminen de arreglar, algunas en vías de arreglarse, pero después nos dicen que tenemos burocracia provincial, yo digo que se analice donde está la burocracia”.
En ese sentido, ya que afecta también a los productores rurales, el ministro pidió a los legisladores nacionales que “trabajen por el arreglo de éstas rutas nacionales, que no solamente impiden el tránsito nacional entre las distintas provincias y el mercadeo que tiene que existir, sino también están llevando a la destrucción de nuestras rutas provinciales porque no están preparadas para un tránsito de la intensidad de una ruta nacional”.
Moralejo recordó que las obras en rutas provinciales se hacen con fondos de la provincia “porque no nos llegan tampoco los fondos de emergencia nacional comprometidos, hemos pedido más de 90 millones, no nos han llegado más de 5 millones y esta es la realidad de lo que pasa en La Pampa”.
El titular de Producción contó de las tareas permanentes en canalizar el agua para que sigan su curso natural, fue allí que mencionó la obra de Los Daneses y nombró la tercera etapa de trabajo, referida a la movilidad de las aguas que vienen desde otras provincias, “no se iniciaron antes los trabajos porque se creía que en un Comité de Cuenca se iba a solucionar todo esto, pero parece que no se soluciona, porque parece que en Buenos Aires no se quieren hacer las canalizaciones adecuadas para sacar el agua al mar, que es la solución definitiva, y ustedes, como dirigencia agropecuaria, nos tienen que ayudar para que las obras se hagan.
Finalmente hizo referencia a la cuarta etapa, la más compleja, el corrimiento de las aguas subterráneas, con el aumento de las napas y la gravedad que se generaría en caso de nuevas lluvias. Por ello la urgencia en la necesidad de las obras, “el problema está hoy y hay que comenzar a resolverlo hoy, porque nos estamos pasando el agua entre los productores, creando problemas entre jurisdicciones y esto no lo podemos seguir permitiendo”.
Moralejo celebró que CRA forme parte de los Comité de análisis porque seguramente va a estar representando a los productores agropecuarios y a La Pampa. “Esta es una provincia que ha invertido mucho, llevamos invertidos más de 350 millones de pesos en mantener las redes de caminos y rutas, ejemplo claro del compromiso de mantener las estructuras productivas y los movimientos económicos de todas las localidades de La Pampa”, expresó.
En otro orden, Moralejo se refirió a la actualidad del sector, donde el 80% de la Provincia está en una situación “fantástica”, “porque hay producción de forraje y el estado de los animales es como nunca ha sido en la historia, vamos a tener buenos índices de parición, vamos a tener buenos índices de servicio y de preñez, seguramente no es la misma situación que en Buenos Aires, como planteaba el presidente de CARBAP, nuestra situación en los campos de cría es adecuada”.

Fondos.
Asimismo Moralejo habló de un incremento en la frontera agrícola de La Pampa, siempre reconociendo que el sector más productivo (agrícola) en la provincia está muy afectado, por ello reiteró el pedido de obras a Nación.
Llamó a defender a otros sectores de productores de La Pampa, peleando por una cuota del Atuel “de agua que no podemos conseguir, para que los productores del oeste puedan desarrollarse, ellos también son pampeanos y productores ganaderos y tenemos que defenderlos. No podemos renunciar a tener una cuota de agua”. Asimismo se refirió al peligro que corre el río Colorado “no vamos a saber la cantidad y la calidad de agua que vamos a tener por la obra de Portezuelo del Viento (en Mendoza), porque no se analizan los estudios de impacto ambiental, y todos los productores que están a la vera del río Colorado, que están invirtiendo, que la Provincia está invirtiendo, también son productores pampeanos que participan en la economía de la provincia y que sienten y quieren desarrollarse y contribuir para que ésta provincia crezca”, sostuvo Moralejo, quien contó que entre el año pasado y éste 2017 creció en 2000 hectáreas la superficie bajo riego.
El ministro de la Producción pidió a Nación, y a través de sus legisladores nacionales, “que vengan los fondos para terminar el cuenco de Los Daneses, que si bien no es la solución final, es parte de la solución que puede tener la región afectada. También pedir el Acueducto del río Colorado, para poder llegar con agua potable a todos los pampeanos de la zona norte, que son también productores agropecuarios y tienen derecho a tener agua potable”.