Comenzó la feria gastronómica más grande de América Latina

La mayor feria gastronómica de América Latina, Mistura 2016 -que presentará el “Encuentro de las cocinas milenarias”-, comenzó hoy en Lima, Perú, donde más de 400.000 personas, según se estima, se darán cita durante diez días para degustar platos de diversas naciones, pero sobre todo del país del Pacífico.
La feria se desarrollará del 2 al 11 de septiembre en el predio de Costa Verde, en Magdalena del Mar -uno de los 43 distritos de la provincia de Lima-, organizada por la Asociación Peruana de Gastronomía (Apega).
“El trabajo ha sido arduo, pero hemos conseguido que Mistura empiece a posicionarse como una feria de carácter internacional y que esté en el calendario gastronómico del mundo”, señaló el titular de Apega, Bernardo Boca Rey.
Esta novena edición tendrá a México, India, Marruecos y Perú como los mayores protagonistas del ‘Encuentro de las cocinas milenarias’, donde se podrán realizar degustaciones, participar de espectáculos artísticos y conferencias, y acceder a importantes premios.

Sabores.
Este encuentro, que se enmarca en la feria gastronómica, se realizará en el Pabellón Internacional. donde esos cuatro países llevarán a sus cocineros más emblemáticos que utilizarán productos particulares de cada una de esas naciones donde la comida es considerada por la riqueza regional que expresa la identidad cultural de los pueblos.
Perú ha logrado afianzarse en los últimos años como un destino turístico de excelencia de la mano de su variada y exquisita gastronomía que lo ha posicionado en los primeros puestos mundiales en ese segmento turístico.
Prueba de ello es el crecimiento de Mistura, que en esta edición tendrá unos 300 participantes, entre carretilleros (puestos de comida móviles, tracción a sangre), restaurantes y otras expresiones culinarias como las de los “camioncitos del sabor”, versión local de los truck food. A ellos se sumarán los pescadores-cocineros: un grupo de hombres de mar que además capturar sus piezas tienen el talento para prepararlas con muy buen sabor.