Comenzó la recta final para elegir nuevo presidente de EE.UU.

Hillary Clinton y Donald Trump arrancaban este sábado los tres últimos días de la campaña presidencial en Estados Unidos con visiones claramente opuestas del país, con una celebración al optimismo de un lado y denuncias de una corrupción generalizada del otro.
La mayoría de los sondeos atribuye a la ex secretaria de Estado, de 69 años, una ventaja mínima sobre el polémico millonario, de 70, aunque la disputa sigue sin un favorito definido en varios estados considerados fundamentales para llegar a la Casa Blanca. No obstante, en la última semana Trump inició una arrolladora ofensiva empujado por sondeos que indican la disminución de diferencia con Clinton.
En ese cuadro, Trump define a Clinton como un producto del corrupto e incompetente establishment de la política estadounidense, al tiempo que Clinton optó por rodearse de artistas conocidos, como el concierto en que fue homenajeada por la estrella Beyoncé.
El fortalecimiento tardío de Trump en la campaña se tornó evidente con el anuncio de que el polémico millonario fue escogido como responsable este fin de semana del mensaje semanal de radio reservado al Partido Republicano, como respuesta al mensaje radial semanal del presidente Barack Obama.
Aún desde antes de liquidar a los otros aspirantes en la interna partidaria, Trump mantuvo una relación problemática y difícil con los líderes republicanos, al punto que varios de ellos adelantaron que no podían comprometerse con votarlo en la elección presidencial. Por ello que haya sido elegido para responder a Obama mostró hasta qué punto el partido a debido alinearse detrás de su candidatura. Verdaderos pesos pesados que le habían negado apoyo -como el ex candidato Ted Cruz- ya revieron su posición y pasaron a pedir votos para Trump.

Compartir