Comenzó la sesión para decidir la expulsión del Congreso de Cunha, el cerebro del juicio a Rousseff

La Cámara de Diputados de Brasil debatía esta noche la expulsión del cuerpo, por corrupción, del legislador Eduardo Cunha, brazo derecho del presidente Michel Temer y cerebro del juicio político que destituyó el 31 de agosto a Dilma Rousseff.
Cunha dijo que si es destituido de su cargo de legislador “crecerá la tesis de que la salida de Dilma se debió a un golpe”.
Para destituir a Cunha, son necesarios 257 votos de los 513 miembros de la cámara baja brasileña, en un capítulo más de la crisis política que afecta al país.
Cunha es un hombre fuerte del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) que en febrero de 2015 fue electo titular de la cámara baja y comenzó a hacer un gobierno paralelo al de Rousseff;
En diciembre, Cunha dio curso al impeachment de Rousseff luego de que el Partido de los Trabajadores se negara a darle protección en el Congreso, frente a la acusación de que había recibido 5,2 millones de dólares de sobornos de lobistas en cuentas en Suiza que no fueron incluidas en su declaración jurada.
La sesión en la Cámara de Diputados estaba prevista para las 19 (misma hora que Argentina) pero comenzó con atraso. (Télam)

Compartir