Comenzó un precario diálogo entre el chavismo una oposición fracturada

Representantes del oficialismo y la oposición en Venezuela iniciaron finalmente esta noche en Caracas una “reunión exploratoria” destinada a instalar un “eventual diálogo” entre las dos partes, con el objeto de destrabar la severa crisis política, institucional, económica, social y humanitaria que sufre el país.
La confirmación del encuentro, en las instalaciones del museo Alejandro Otero, llegó cerca de las 21 (las 22 en la Argentina), cuando la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) opositora informó que enviaría representantes, luego de una tensa jornada en la que su participación estuvo en duda.
La MUD anunció que concurrirían su secretario ejecutivo, Jesús “Chúo” Torrealba, así como delegados de tres de los cuatro mayores partidos de la alianza pero no de Voluntad Popular (VP), la agrupación que dirige el ex alcalde preso Leopoldo López, que consideró en un comunicado que “no están dadas las condiciones” para conversar con el chavismo.
La coalición advirtió en una declaración que la de esta noche era apenas “una reunión exploratoria convocada por el Vaticano para definir los elementos que contribuirían a la realización de un eventual diálogo con representantes del gobierno”.

Condiciones.
Agregó que junto a Torrealba asistirían dirigentes de los partidos Acción Democrática (AD), Primero Justicia (PJ) y Un Nuevo Tiempo (UNT) pero no de VP, aunque las cuatro agrupaciones y el secretario ejecutivo acordaron llevar tres condiciones a la mesa de conversaciones.
La primera es “exigir el fin de la represión y la persecución contra los demócratas y el pueblo”, y advirtió que sus representantes “se comprometen a levantarse del espacio de diálogo en caso de no ser resueltas las demandas en el corto plazo”.
También aclaró que VP prometió que, “de lograrse las condiciones planteadas”, se incorporará al diálogo “para contribuir de manera significativa con el proceso de cambio”.
Asimismo, señaló que “todos los partidos se comprometen a mantener la agenda de lucha anunciada al país para lograr el cambio político urgente, lo que incluye la evaluación parlamentaria de la responsabilidad política del presidente de la república (Nicolás Maduro) en la crisis humanitaria y la agenda de lucha social, en la calle y con el pueblo”. (Télam)

Compartir