Comienza la travesía

Un grupo de remeros recorrerán un tramo corresponde al río Salado-Chadileuvú como forma de visibilizar el histórico reclamo de La Pampa por la natural escorrentía del río Atuel. La travesía comineza hoy. Tienen previsto llegar a La Reforma mañana después del mediodía, tras recorrer unos 90 kilómetros en kayacs y canoas deportivas.
Aquella idea que surgió en las charlas al borde de la laguna Don Tomás o durante algún fin de semana de pesca finalmente se cumplirá a partir de hoy. Un grupo de 13 remeros de esta ciudad emprenderán en kayacs una travesía de más de 90 kilómetros con el objetivo de visibilizar, uniendo deporte y recreación, el histórico reclamo de La Pampa por el río Atuel.
La iniciativa fue reflejada por LA ARENA en su edición del 22 de agosto pasado, cuando el grupo inicial de remeros hacía los primeros planes. Tal como lo habían anticipado, la fecha elegida era el sábado 10 de septiembre, y allí estarán hoy para arrancar desde Limay Mahuida.
“En total somos 13, hay doce botes individuales y uno que es doble. Ya organizamos todo lo que son los campamentos y el apoyo desde tierra que vamos a tener así que estamos con la expectativa de arrancar y pasar un buen fin de semana con esta actividad que nos pareció interesante para mostrar que si el río corre por este lugar también puede tener un gran atractivo turístico”, comentó ayer a este diario Juan Baumgertner, uno de los impulsores de la idea.
La travesía se cumplirá en varias etapas y la idea es llegar mañana pasado el mediodía a La Reforma. Los remeros utilizarán canoas y kayacs y tendrán vehículos en tierra como apoyo.
En realidad en ese tramo que va desde Limay Mahuida a La Reforma lo que corre es el río Salado, pero para los remeros la intención es unir lo que les gusta con una muestra simbólica de la lucha de los pampeanos por el Atuel. “Es cierto que ahí es el Salado-Chadileuvú, y después cambia de nombre por el de Curacó, pero todo es alimentado por el Atuel, así que muestra lo necesario que es para La Pampa tener el cauce normal de sus ríos”, apuntó Baumgertner.
Posibilidades.
En esta primera experiencia la opción elegida fue no tener un grupo tan grande de gente para, si todo sale bien, sí hacer una convocatoria más abierta para todo el que quiera sumarse a una segunda fecha.
“Es una idea que combina deporte, recreación, naturaleza y reclamo. La idea surgió en charlas que tuvimos con unos amigos, con mi hermano, y con gente que desde chiquitos practicamos remo. Queremos hacer una bajada, disfrutar del cauce y mostrar el lado turístico y recreativo del río”, resaltó.
Para los remeros, la presencia del río de una manera constante y con su caudal correspondiente a la provincia permitiría otras actividades a los pampeanos y a los visitantes. “Es un lugar que está a menos de 300 kilómetros, ¿sabés lo lindo que sería agarrar el auto con la familia e irte el fin de semana al río? También hay mucho pejerrey, se podrían organizar torneos de pesca, realmente se aprovecharía de otra manera”, expresó Baumgertner.

Compartir