¿Cómo arreglaron en 48 hs un pozo que se “tragó” una avenida ?

Las autoridades del Gobierno local de la ciudad japonesa de Fukuoka y sus trabajadores arreglaron apenas en dos días un tremendo pozo de 15 metros de profundidad y 30 de diámetro que provocó una gran cantidad de problemas como por ejemplo cortes de energía y de servicios y evacuaciones en la localidad del país asiático.
El hecho en si mismo atrajo la atención de gran parte de la opinión pública. ¿Qué ocurrió?. El pozo de gran tamaño se abrió a las 5 de la mañana del 8 de noviembre y se “tragó” literalmente una avenida causando pánico y desesperación de los pobladores de la ciudad japonesa que, por este motivo, vio interrumpido la mayoría de todos sus servicios.
La noticia, en principio, fue replicada por la mayoría de los medios de comunicación japoneses pero también de todo el mundo que se hizo eco de una situación que parecía irreal.

Pero lo más llamativo sucedió después. En una demostración de eficiencia, que caracteriza al pueblo japonés, los obreros de la ciudad trabajaron a contrarreloj y cubrieron en 48 horas todo el agujero, de acuerdo con lo informado por los medios japoneses. Las reparaciones de la carretera incluyeron arreglos en la tubería de alcantarillado y la sustitución de semáforos y postes de servicio que se hundieron cuando el pozo se abrió poco después de las 5 de la mañana. Según los reportes en las redes sociales, los obreros rellenaron el cráter con 6.200 metros cúbicos de arena y cemento.
En menos de una semana de intenso trabajo todos los servicios fueron restituidos y la carretera volvió abrirse al tráfico después que los funcionarios locales declararan el tramo reparado seguro.
El alcalde de Fukuoka, Soichiro Takashima, se disculpó ante los pobladores por el “gran problema” que les causó el derrumbe. El alcalde agradeció a los trabajadores por su esfuerzo e insistió en que se continuará con la investigación para determinar las causas del incidente.

 

Compartir