Como en los ’90: liberan precio de los combustibles

ARANGUREN QUIERE QUE LAS NAFTAS SIGAN EL PRECIO INTERNACIONAL DEL PETROLEO

“Son las empresas las que va a tomar sus decisiones”. Esas fueron las palabras que utilizó ayer el ministro de Energía, José Aranguren, para informar que a partir del próximo 1 de octubre quedará liberado el mercado interno de combustibles, por lo que desde ese momento se mantendrá la paridad con los precios internacionales.
Las declaraciones del ministro se realizaron en una rueda de prensa en la Exposición Argentina Oil & Gas que se lleva a cabo en el predio ferial de La Rural al tiempo que fue comunicada a las petroleras.
La decisión del Gobierno no significa que a partir de ese día se incrementará el precio de los combustibles, ya que fue adoptada en función de los términos del Acuerdo de Transición a precios internacionales de la industria hidrocarburífera firmada en enero de este año, que contemplaba la liberación en función de la evolución del valor del barril de petróleo.

Adelantada.
La medida fue tomada el viernes pasado a través de una nota enviada por la cartera que conduce Juan José Aranguren a las partes firmantes del Acuerdo para la Transición a Precios Internacionales de la Industria Hidrocarburífera Argentina.
Allí recuerdan que dicho acuerdo estableció “las bases para alcanzar la paridad con los mercados internacionales durante el transcurso del año 2017 mediante un sendero gradual de convergencia que permitiera preservar las fuentes de trabajo y los ingresos de las provincias productoras de petróleo”.
El entendimiento partía del supuesto de que un aumento en los precios internacionales del barril del crudo iba a permitir la liberación de los precios internos “y de ese punto en adelante mantener la paridad” con un funcionamiento pleno de las reglas de mercado.

Justificación.
“En el marco de ese seguimiento -justificó el ministro- hemos observado que, con fecha 13 de septiembre de 2017, se ha satisfecho la condición enunciada por el Punto 9 del Acuerdo”, lo que determinó que el entendimiento rubricado a principios de año dejara de tener validez.
Ese entendimiento contemplaba también un esquema de ajuste trimestral en los precios de las naftas y el gasoil que comenzó a regir el 1 de abril, por lo que el nuevo aumento debía aplicarse el 1 de octubre próximo.
El gobierno nacional, de manera oficiosa, ya le transmitió a las petroleras el interés de que las subas no se apliquen antes de las elecciones legislativas previstas para el 22 de octubre próximo.
De esta forma, la decisión de incrementar o no los precios de los combustibles antes de los comicios quedará en manos exclusivamente del sector privado.

Sin Estado regulador
Los apologistas del libre mercado fueron los primeros en celebrar la decisión del Gobierno nacional de adelantar la liberación del precio de los combustibles que estaba prevista comenzaría a regir el primero de enero del año próximo. Mientras que los ciudadanos de a pie temen un nuevo aumento en el surtidor, algunos empresarios del sector ven con buenos ojos que el valor de las naftas quede a merced de las variaciones que pueda tener el barril de petróleo en el mercado internacional.
El presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Lubricantes y Afines de La Pampa (Cecla), Miguel Ripa, es uno de los que piensa -y dice- que la medida del polémico ministro Aranguren, el hombre que en menos de dos años incrementó las tarifas a precios históricos, puede hacer “bajar el precio de los combustibles”.
“Esto estaba acordado entre el gobierno y las petroleras, no es nuevo. Todavía no sabemos cómo va a influir a nuestro sector pero, hipotéticamente, hasta puede llegar a bajar el combustible. Puede darse la ecuación de que baje el precio internacional del barril de petróleo y que baje el precio de los combustibles”, dijo ayer Ripa a este diario.
-¿Piensa usted que el Estado debe regular el precio de los combustibles?
-Yo no creo que el Estado deba regular el valor, a lo sumo hay que hacer una adecuación de los impuestos que tienen los combustibles para poder amortiguar las subas. Vamos a tener que aprender, estuvimos 16 años con el precio regulado y este escenario es totalmente distinto.
-¿Puede llegar a haber un aumento antes de fin de año?
-Las petroleras han dicho que este acuerdo de “liberar” el precio no va a significar un aumento.