Compraron desfibriladores para hacer del ISS una “institución cardioprotegida”

Con la adquisición de equipos desfibriladores automáticos (DEA) y una capacitación en reanimación cardiopulmonar (RCP) que se pondrá en marcha mañana, el Instituto de Seguridad Social (ISS) de la provincia se convertirá en la primera institución “cardioprotegida”.
Así se anunció hoy en una conferencia de prensa que ofrecieron el presidente del Instituto, Miguel Tavella, el ministro de Salud, Rubén Ojuez; el gerente del Sempre, José Luis Giacobbe, y el jefe del SEM, Juan Barbero.
“El objetivo es salvar vidas, no solamente de los que trabajamos en las instituciones, sino de todos aquellos que transiten en nuestras reparticiones y que les suceda algún hecho cardíaco. Vamos a estar garantizando que esa persona sea atendida en el menor tiempo posible”, aseguró Giacobbe.
El equipamiento (desfibrilador) estará en la planta baja de los edificios del SEMPRE, DAFAS y el ISS, disponible no solo para eventos cardíacos que ocurran allí sino en zonas cercanas a estos organismos.
Según el máximo titular de la obra social provincial, la capacitación y la adquisición del equipamiento es “una decisión importante porque creemos que es un paso a seguir por el resto de las instituciones. Aspiramos que se sumen a nuestro avance y a nuestra propuesta y porque no, aunar esfuerzos, para lograr ser una provincia cardioprotegida”.
A su turno, Juan Barbero del SEM, explicó: “El 80% de los casos de muerte súbita, de paros cardiorespiratorios, ocurren en la comunidad: en los bancos, en la vía publica y lugares donde se practica deporte. Ahí hay que apostar a tener los primeros respondedores entrenados para saber que hay que hacer ante una situación de paro cardiorespiratorio”. Además destacó que los primeros auxilios en RCP son “una práctica solidaria, voluntaria, altruista, económica y está al alcance de toda la comunidad”.
El ministro Ojuez en tanto remarcó que desde la cartera a su cargo “se viene planificado un proyecto de gestión ambicioso que tiene que ver con La Pampa cardioprotegida. Esto incluye no sólo los cursos de RCP sino también el uso de los desfibriladores”.
“Hay que involucrar a toda la sociedad. Ante los distintos eventos la gente opta por decir no tocamos, no movemos y la idea es que cada uno de los integrantes de la sociedad se involucren en el cuidado de la salud de un semejante, que no seamos solo los profesionales de la salud los que tengamos a cargo una reanimación, sino todo aquel que haga el curso tenga la posibilidad de hacerlo”, concluyó el ministro de salud.

Compartir