Con el uso de una aplicación se ayuda a reducir el desperdicio de alimentos

En distintos países se utilizan apps para prevenir el desperdicio de comida, que alcanza los 222 millones de toneladas de alimentos en países ricos según Naciones Unidas, situación que podría mejorar con el apoyo de la tecnología, de acuerdo a una investigación de una especialista argentina.
“Con la ayuda de la tecnología se han ido desarrollando diferentes aplicaciones orientadas a buscar algunas soluciones o alternativas para la gestión de estos desperdicios. Decidí investigar lo que ocurre en el mundo, para ver si logramos tener herramientas de este tipo, también en Argentina”, contó a Télam Marta Gozzi, licenciada en Tecnología de Alimentos e investigadora del Instituto de Tecnología de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).
En su trabajo, la profesional encontró tres tipos de apps destinadas a reducir la pérdida de comida: las que tienen la finalidad de contactar a consumidores y comerciantes para compras o donaciones, otras que permiten gestionar de forma adecuada la compra, el consumo de alimentos, hacer seguimientos de desperdicios y conocer ahorros en supermercado, y están las que conectan a empresas y ONGs para hacer donaciones.

“Plato Lleno”.
En Argentina “funciona la Red Argentina de Bancos de Alimentos y el Proyecto Plato Lleno, que también funciona en Costa Rica, además del Proyecto Heladera Social, todas iniciativas que, si contaran con una herramienta tecnológica como las que vemos en otros lugares del mundo, podrían coordinar mejor sus acciones”, analizó Gozzi.
Para ella, a nivel local “falta más información sobre el desperdicio de alimentos. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), estima que se tira o desperdicia un tercio de los producidos en el mundo para el consumo humano”.
“Los argentinos somos muy solidarios, si facilitamos más herramientas para informar sobre esta realidad y buscar soluciones accesibles tecnológicas, no dudo que se optimizaría el trabajo que ya realizan las organizaciones sociales locales”, destacó la profesional.