Concejal dona la totalidad de su sueldo

ARIEL BARBERO PERCIBE $5.750 Y LOS CEDE INTEGRAMENTE A INSTITUCIONES DE TRENEL

Rara avis: se trata de una “ave desconocida y rara” y se dice de una persona o cosa disímil de las demás de su misma especie. Si se habla de un político que dona su sueldo, de qué otra forma definirlo.
“Esperá que me bajo de la máquina y así podemos hablar más tranquilos”, pidió el hombre mientras se bajaba de la cosechadora que estaba arreglando en ese mismo momento. Ariel Barbero (46), vecino de la localidad de Trenel, y a las 4 de la tarde del lunes sigue trabajando, sin tener en cuenta el feriado del Día de la Bandera…
Pero no lo está haciendo en el cómodo espacio del Concejo Deliberante de su pueblo, donde es concejal desde el pasado 10 de diciembre por el bloque Propuesta Frepam, sino en el motor de la cosechadora que ha utilizado recientemente para levantar la soja que en la zona -según confiesa- ha tenido “un rinde extraordinario”.
Primero, cuando desde este diario se le informó el motivo de la llamada se mostró renuente. “No, para qué…”, dudó. En realidad, en los tiempos que corren, parecería bueno destacar su gesto, porque no es demasiado habitual, y por el contrario se conocen muchos ejemplos al revés, en un sentido totalmente inverso y, no pocas veces, vergonzante.

Donar la dieta.
Lamentablemente existen ejemplos de gente que, desde la función pública, logró consolidar importantes fortunas que no siempre se pueden explicar, y hay episodios que se conocieron en estos días vinculados a la cuestión. Y cabe señalar que también, en nuestro propio espacio lugareño, coexisten algunas muestras de patrimonios consolidados que llegaron después que alguien pasó por la función pública, y que dan lugar a sospechas y preguntas que no tienen respuestas.
Debe haber algunos otros -de hecho se conoció que el intendente de Telén se bajó recientemente el sueldo en un porcentaje mínimo-, pero obviamente no es lo habitual. Ariel Barbero directamente dona su dieta de concejal a diversas instituciones de su pueblo.
¿Una rara avis? Podría decirse que sí.¿O no?

Un pequeño productor agropecuario.
¿Quién es Ariel Barbero? Es hijo de un productor agropecuario, Santiago, fallecido en 1995, y de Elsa Salvadori, y tiene un hermano, Adrián, que es contratista rural. Casado con Carina, tienen dos hijos, Ana Laura (13), que está haciendo el secundario en el colegio de su pueblo, y Gino (8) que cursa la escuela primaria.
Ariel es un pequeño productor que trabaja con su máquina levantando su propia cosecha, pero también en algunos otros campos de la zona. “¿La soja? La verdad es que con unos rindes extraordinarios… para anotarlo en el almanaque… cuando uno miraba no parecía que iba a ser así, pero realmente es una muy buena cosecha”, resume sobre la producción sojera de los campos cercanos.

La política.
Obviamente sus inquietudes políticas estuvieron vinculadas a posiciones que tenían que ver con la actividad agropecuaria que desarrolla, pero también cercanas a la Unión Cívica Radical, partido del que es secretario en su localidad, y que hoy es presidido por Enrique Senac.
Alguna vez Ariel fue candidato a edil por el radicalismo, pero no logró ingresar, pero en octubre último -con la integración entre su partido y el macrismo- logró acceder a la banca que asumió el pasado 10 de diciembre.
¿Por qué se decidió a donar su dieta? “Es una manera de cumplir con una promesa de campaña, pero también lo hago porque lo siento y porque me permite estar en permanente contacto con las distintas instituciones del pueblo, charlo con sus autoridades, y escucho sus problemas cotidianos”, respondió esa pregunta.

A las instituciones.
Cada mes cede su sueldo, de 5.750 pesos a una entidad distinta, como por ejemplo el colegio secundario “Héroes de Malvinas” o el Centro de Jubilados local. “También consiguió dos becas para el Héroes de Malvinas, pelotas para el club All Boys de Trenel, libros y guardapolvos”, agregó otra fuente de la misma localidad de Trenel.
“Lo vengo haciendo desde el principio: doné a las escuelas, al colegio y hasta a la peña folclórica del pueblo”, expresó Barbero en diálogo con LA ARENA.
Después, al ampliar sobre su actitud, resultó evidente que no quería darle mayor trascendencia, tal vez por entender que no todos los ediles están en condiciones de tener un gesto similar. “Yo soy un pequeño productor agropecuario, y eso me permite vivir de otra actividad”, reconoció Ariel.
Agregó que al asumir no sabía cuánto iba a cobrar, pero en sus planes ya estaba la idea de donar su sueldo en su totalidad.

Un gesto para felicitar.
¿Cómo recibió la cuestión la población? Ni falta hace que Ariel Barbero lo diga -y no lo dice-, pero cabe inferir que no a toda la dirigencia política le cae simpático su gesto.
La noticia de que un concejal donaba su sueldo se conoció por las redes sociales durante los últimos días, y se viralizó fuertemente: “Estoy sorprendido con lo que pasó y con lo que está pasando. Hay gente que ha venido a golpear la puerta de mi casa a felicitarme”, completó Barbero.
“¿Si quiero ser intendente? No, no, de ninguna manera… La verdad es que no pienso en eso. Lo único que pretendo es hacer una buena gestión, porque más allá de lo que haga con mi sueldo lo importante es eso: intento dejar un buen precedente, trabajar en beneficio de mi pueblo. Nada más”, aseveró.
En esa preocupación recordó que presentó en las últimas semanas tres proyectos, uno referido a la digitalización, “porque es necesario que la gente pueda acceder al conocimiento de las ordenanzas. Porque a veces se sancionan y terminan siendo letra muerta y no se cumplen. Otro para que se dejen de utilizar las bolsas de polietileno; y un tercer proyecto para que se conforme el Consejo de Seguridad local”, cerró.

Preocupa inseguridad
El concejal Ariel Barbero dijo que una de las preocupaciones de los pobladores de Trenel tiene que ver con las situaciones de inseguridad que se dan en la localidad.
Por eso propone crear el Consejo de Seguridad local. Trenel es una población que se muestra linda y ordenada, que tiene unos 4.500 habitantes y mucho movimiento. Pero esa el tema de la falta de seguridad no deja de llamar la atención. ni tampoco que en los últimos meses haya cambiado la jefatura de la comisaría local en más de una oportunidad.
La preocupación de Barbero es, en esa cuestión, la del resto de sus con pueblerinos.