Condenado por quemar un colchón en la Segunda

La jueza de control, María Florencia Maza, condenó hoy a Edén Jorge Sánchez a dos meses de prisión por ser autor del delito de daño y le unificó esa sanción con otra anterior en una pena única de tres años de prisión de efectivo cumplimiento, manteniendo su declaración de reincidente.
La resolución de Maza se dio en el marco de un pedido de juicio abreviado acordado entre el fiscal Carlos Ordas, el defensor oficial Pablo De Biasi y el propio imputado, un empleado de una chatarrera, de 25 años, quien reconoció la autoría del hecho. Sánchez tiene antecedentes penales registrables y actualmente permanece detenido en la alcaidía santarroseña.
La jueza dio por probado, para condenarlo por el citado delito, que el 19 de febrero pasado, Sánchez “dañó en su totalidad el colchón ignífugo que había en la celda de la Seccional Segunda donde él se encontraba alojado, así como una silla de madera y hierro que también se hallaba ahí”. Ambos objetos quedaron inutilizados.
Maza llegó a esa conclusión no solo por los informes técnicos incorporados al expediente, sino además por los testimonios de policías que observaron “el comportamiento de Sánchez, quien se encontraba absolutamente sacado, gritando y golpeando las rejas de la celda, rompiendo el colchón y la silla, con la que luego intentó agredir al personal policial que trataba de lograr que depusiera su actitud”.

“Pena adecuada”.
La magistrada consideró que si bien la pena única solicitada “pudo ser mayor, teniendo en cuenta que pidieron que se unifique en la misma pena en la cual ya ha sido condenado, entiendo que atento a la naturaleza de los hechos –así como la circunstancia de no poder la suscripta imponer una pena mayor a la pactada– resulta adecuada”.
El 23 de diciembre del año pasado, el juez de control Néstor Ralli había condenado a Sánchez –en otro juicio abreviado– a un año y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento, por ser autor de los delitos de hurto calificado por tratarse de un vehículo dejado en la vía pública, encubrimiento, amenazas agravadas por el uso de arma de fuego y hurto calificado por tratarse de vehículo dejado en la vía pública en grado de tentativa, y le había unificado esa pena con otra anterior del 14 de agosto de 2015 a un año y seis meses de efectivo cumplimiento, a una pena única de tres años de efectivo cumplimiento.
Ahora, en este nuevo abreviado, Maza, por pedido de las partes, le unificó esa pena, más los dos meses por el hurto simple, en una pena única a tres años de efectivo cumplimiento.

Compartir