Condenados por accidente en “picadas”

La Justicia condenó a Eric Rosane y a Brian Nievas, que fueron detenidos en 2011 corriendo picadas, a seis meses de prisión en suspenso y a un año de inhabilitación especial para conducir vehículos, en el marco de un juicio abreviado donde ambos reconocieron su culpabilidad por generar un accidente con lesionados cuando competían a alta velocidad en el centro de esta capital.
El juez Carlos Mattei los imputó por los delitos contra la seguridad del tránsito y de los medios de transporte y de comunicación y durante dos años, ambos deberán fijar residencia, someterse al cuidado del Patronato de Liberados y “abstenerse de usar estupefacientes o abusar de bebidas alcohólicas”.