Condenaron a trabajador del Ipesa por golpear a un chico

La Justicia condenó a un trabajador del Ipesa por golpear a un adolescente de 15 años. El juez de audiencia, Carlos Matei,
condenó a Víctor Oscar Jerez como autor material y penalmente responsable del delito de lesiones leves en perjuicio de un menor, a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional y le impuso como reglas de conducta, durante dos años, fijar residencia y someterse al cuidado del Patronato de Liberados, de acuerdo con fuentes judiciales.
Durante los alegatos del juicio oral y público, el fiscal Oscar Alfredo Cazenave había requerido la misma sanción que impuso Mattei, mientras que la defensora oficial, Silvia Mariel Annecchini, había solicitado su absolución.
Analizada la prueba, el juez dio por cierto que el 30 de octubre del año 2012 a la tarde, en el Instituto de Educación y Socialización de Adolescentes, Jerez agredió “mediante golpes de puño al menor institucionalizado (de 15 años), provocándole un edema en el ojo izquierdo”. Jerez, de 59 años, en ese momento trabajaba como operador del Ipesa y hoy lo sigue haciendo, según informó la propia defensora.

Denuncia.
El legajo se inició a partir de una denuncia del director del Instituto, Marcelo Turnes. En el debate, el acusado se abstuvo de declarar. Cazenave, al acusar a Jerez de lesiones leves, dijo que ellas fueron constatadas por informes médicos y además se basó en un video donde sostuvo que se lo ve aplicándole dos golpes de puño al menor. Para fundar la pena, consideró positivamente la falta de antecedentes y negativamente que la víctima fuese un niño y que el agresor sabía dónde estaba y qué labor cumplía. En el momento de la agresión, el menor se encontraba exaltado y estaba siendo calmado por otros dos operadores tomándolo de los brazos. Ahí fue cuando el imputado le pegó en el rostro.