Congreso del PJ: Verna disparó contra el gobierno nacional

Con duras palabras hacia el gobierno nacional y hacia la provincia de Mendoza el gobernador Carlos Verna se refirió a la realidad pampeana y convocó a los peronistas a estar unidos. “Yo sé que vienen por nosotros”, dijo al referirse al oficialismo nacional, y sobre el conflicto por los ríos afirmó: “A los mendocinos les dimos la mano, nos tomaron el brazo y nos rompieron el tujes”.
El 34° Congreso Provincial del PJ “Néstor Rufino Ahuad” se desarrolló ayer en el Club Ferrocarril Oeste de esta ciudad con 482 congresales. En el salón la pancarta: “El Río Atuel también es pampeano” se desplegó junto al escenario.
Verna llegó con el presidente del partido, Rubén Marín, y el vicegobernador Mariano Fernández. En el salón asistieron ministros, legisladores nacionales, diputados, intendentes, funcionarios y concejales, entre otros. También autoridades de instituciones como el Banco de La Pampa y la Facultad de Ciencias Veterinarias. Incluso estuvieron presentes algunas de las figuras que disputaron la interna el pasado año. No estuvo el ex gobernador Oscar Jorge.
Primero subió la Mesa Directiva presidida Fabián Bruna, quien tomó la palabra y realizó un recordatorio de los peronistas fallecidos en el último año.

“Vienen por nosotros”.
A las 15.30 fue convocado Verna para el único punto del día, el informe político. “No es casualidad que hoy no haya banderas de distintos colores, porque los peronistas debemos ir juntos caminando por un camino común. Siguiendo una única bandera, la de Juan Domingo Perón y Eva Duarte”, señaló.
“Debemos dejar de mirar hacia atrás, mirar hacia adelante y definir juntos un futuro para los peronistas de La Pampa. Yo sé que vienen por nosotros, la oposición provincial y el oficialismo a nivel nacional ya desarticuló al radicalismo y ahora vienen por los peronistas. Debemos tener cuidado y estar juntos”, dijo Verna.
El mandatario afirmó que es tiempo de ser inteligentes y capaces de elegir a los mejores y “no a los amigos vamos a seguir siendo gobierno en la provincia. Pero ténganlo en claro, vienen por nosotros”.

“Un tren…”.
Verna aprovechó la ocasión para agradecer a los que en 2015 “votaron la boleta de Perón”. E hizo especial énfasis en su gratitud hacia el vicegobernador y al acompañamiento de los diputados provinciales. Luego se refirió a los legisladores nacionales, porque al ser oposición deben saber negociar y fueron parte vital al conseguir que se pague la deuda previsional del año pasado y el anticipo del corriente. Además, de conseguir la inclusión en el presupuesto de las obras de los Daneses, el acueducto hasta General Pico y el saneamiento para la capital.
En tono crítico hacia el gobierno nacional afirmó: “La mayoría de los argentinos no la están pasando bien y los pampeanos tampoco”. Y recordó los índices de pobreza y los despidos. No dudó al afirmar que la mayor parte de los funcionarios son empresarios que viven en el country y deciden solo por los números y estadísticas sin ver a la gente. Funcionarios que “conocieron a los pobres en un programa que vieron en el Discovery Channel”.
Verna afirmó que el macrismo no cumplió con los que aseguró sobre el déficit fiscal, la inflación y otros problemas de la economía, “pero no han cumplido nada de lo que prometieron”. También avanzó contra la vicepresidenta Gabriela Michetti, porque pese a que no hubo resultados económicos en los plazos prometidos, “dijo que estábamos en un túnel, pero que se veía la luz al final, y lo que hemos descubierto es que sí. Estamos en un túnel y la luz es lo que se viene de frente que es un tren que nos va a hacer mierda a todos”.
También se opuso a la implementación de la boleta electrónica, que le quita al peronismo el contacto con la gente, que el PRO no tiene porque no conocen a la población y “no tienen militancia”. Además, el sistema de votación puede ser intervenido y alterarse los votos.

Conflicto hídrico.
En cuanto al conflicto hídrico, el gobernador dijo que primero llegó el tema del Río V por el que se logró constituir la cuenca con la ratificación de las provincias y ya se están proyectando las obras que se harán en La Pampa, Buenos Aires y Córdoba, para las que se pedirá los fondos a Nación.
En cuanto al Desaguadero- Salado y Chadileubú-Curacó, indicó que Mendoza y San Juan niegan que sea un río. “Les he dicho en las reuniones, con mucha educación, que se vayan al carajo porque eso no es cierto”, indicó. Y agregó que en esto Buenos Aires puede ser el único socio porque saben que el Tapón de Alonso está abierto, no hay obstrucción en el escurrimiento del Curacó y el Chadileuvú está llenando la laguna de La Leona y La Dulce hasta llegar a Urre Lauquen. Un curso que finalmente llegaría al Colorado y en esa posibilidad el gobernador afirmó que no quiere perjudicar a Buenos Aires ni a Río Negro pero tampoco van a hacer una obra que deje todas las sale en La Amarga.
“Más entretenidas están las reuniones del Coirco”, afirmó, y recordó que lo citaron a una reunión de gobernadores donde había un acta hecha que solo La Pampa no había visto. Allí se discutió sobre la cuenca del Desaguadero y Verna criticó la actitud de Mendoza y del estado nacional. Al referirse a Portezuelo aseguró que no va a funcionar porque desconfía de los mendocinos en el manejo de la cuenca. Y recordó que hubo convenios en el pasado y nunca se logró un avance. “A los mendocinos les dimos la mano, nos tomaron el brazo y nos rompieron el tujes”, afirmó.
Recordó que muchos son los que han luchado por el agua, y dijo: “A mí los mendocinos me podrán tratar de pendenciero, lo que no me van a poder tratar es de cagón, eso sí que no. No robaron un río pero nunca, nunca, nos van a robar la dignidad”, concluyó.

Compartir