Conmoción en Mendoza por un triple femicidio

Un hombre de 30 años identificado como  Daniel Angel Salazar mató a tres mujeres de su familia e hirió gravemente a una bebe de 10 meses y a un niño de 11 esta mañana en el barrio Trapiche de Godoy Cruz, Mendoza.
Otro nene de 9 años habría sobrevivido tras esconderse en el baúl de un auto y fue quien llamó al 911.

Al parecer, cerca de las 8.30 de hoy y por razones que se desconocen, el hombre al llegar a su domicilio mató a su pareja luego de una discusión,  acuchilló a las otras dos mujeres e hirió a los niños.

La beba de diez meses logró ser reanimada por los médicos y quedó internada en el hospital pediátrico Humberto Notti junto a su hermano de 11 años, quien fue intervenido quirúrgicamente, porque presentaba una herida de arma blanca en el tórax y rastros de perdigones. Ambos niños se encuentran en “estado grave”.

Las víctimas fueron identificadas como Claudia Lorena Arias, de 30 años, su madre Marta Susana Ortíz y su tía Vicenta Díaz. Así lo etalló Teresa Day, coordinadora general del Ministerio Público. La funcionaria también informó que no habían denuncias previas de maltrato ni de violencia en la pareja y ahora se limitan a investigar los motivos por los cuales Salazar cometió el triple femicidio.

Salazar fue detenido en el hospital central a donde acudió para hacerse atender argumentando ser víctima de un asalto. Los médicos no terminaron de creer en su versión y avisaron a las autoridades policiales que ya contaban con una fotografía del sospechoso. A los pocos minutos era detenido y trasladado.

Zalazar, oriundo de Santa Cruz, es profesor de taekwondo y habría utilizado dos tipos de armas para asesinar a las tres mujeres, herir a un niño de once años y a una beba de diez meses. Zalazar poseía un arma blanca y un arma de fuego que lanzaba perdigones.
Según el primer informe forense, Lorena presentaba heridas de arma blanca en el cuello y en la cara. En el caso de Marta, esta tenía un trauma cráneo facial grave y shock hipovolémica por herida de arma blanca, mientras que Silvia presentaba una herida en el cuello.

El niño de once años, que se encuentra internado en grave estado fue herido en la cabeza y en el estómago con perdigones, mientras que también fue apuñalado en el abdomen.

 

En la escena del crimen, semejante a la de una película de horror, se encontró también el gas abierto y una vela encendida, como intento de borrar rastros.

 

 

Compartir