Controles de tránsito y alcoholemia

En la provincia de La Pampa se realizaron este fin de semana los respectivos controles de nocturnidad .
Tanto funcionarios del Ministerio de Seguridad, como efectivos de la Policía de La Pampa y personal de las municipalidades intervinientes, efectuaron controles con el propósito de aumentar los niveles de protección, tanto de adolescentes menores de 18 años de edad, como de adultos que desean concurrir a ámbitos de esparcimiento.
En la madrugada del sábado, personal de la municipalidad de Santa Rosa realizó la clausura de un local, dado que se había excedido en su capacidad máxima de personas permitidas.
También se realizaron controles de tránsito y test de alcoholemia arrojando los siguientes resultados: el sábado a la madrugada, de un total de 30 vehículos controlados, 4 automóviles y 4 motos fueron retenidos por alcoholemia positiva.
Mientras que el domingo se realizaron 10 actas de comprobación, 2 actas provisionales, 12 retenciones por test de alcoholemia positivos y 12 licencias retenidas, de un total de 70 controlados.
El operativo de tránsito estuvo a cargo del personal del Ministerio de Seguridad, el área de accidentología de Policía de La Pampa, y de inspectores municipales.
Por su parte, en General Pico, Intendente Alvear, Trenel, Ingeniero Luiggi, Rancul y Realicó, la actividad nocturna se desarrolló con normalidad. Los controles estuvieron a cargo del director general de Lucha Contra el Narcotráfico, Julio Peralta, de efectivos policiales de la Unidad Regional 2 y de personal municipal.
En el sur de la Provincia, la actividad nocturna se desarrolló satisfactoriamente en General Acha, San Martín, Guatraché y Macachín.
Por último, en la localidad de Catriló, el control de nocturnidad se desarrolló con normalidad. En vísperas de vacaciones de invierno, personal de la Comisaría de Catriló y de la Jefatura de la Policía de La Pampa intensificó los controles en el Puesto Caminero de la localidad que limita con la provincia de Buenos Aires. Dicho operativo vehicular tiene el propósito, no solo de realizar controles de documentación, sino de informar sobre el estado de las rutas, que a raíz de las intensas lluvias se han deteriorado, tanto sus banquinas como la calzada.