Convocaron a un especialista para mejorar el Butaló II

En el marco de la emergencia sanitaria y para tratar en especial la problemática generada en el Barrio Butaló II de Santa Rosa, atento a las graves deficiencias que fueron detectadas por el bloque de concejales del Frepam, el intendente de Santa Rosa Leandro Altolaguirre requirió el aporte de un experimentado ingeniero que viajó especialmente la semana pasada a la ciudad para reunirse con la comisión convocada por el jefe comunal para definir la obra que se necesita en este barrio.
Se trata de Néstor Giorgi, especialista en aguas con 40 años de experiencia en Obras Sanitarias de la Nación, el ingeniero Pablo de Dios Herrero, director de Planeamiento de la Municipalidad, el especialista en Hidrología, Carlos Camilletti, la ingeniera Celina Opezzo, y los concejales Claudia Giorgis y Jorge Domínguez.
La reunión se realizó en el despacho del intendente quien enfáticamente manifestó su decisión de resolver rápidamente la problemática. Ratificó su posición de que no quiere parches sino una solución definitiva.
Para evaluar cuál es la situación convocó a este especializado y experimentado ingeniero y esta comisión que será parte de su grupo de trabajo. La intención de las autoridades municipales es determinar qué sirve de la obra realizada hace dos años en el barrio. Recordemos que ya está comprobado y además reconocido por la empresa ante el municipio y por los dirigentes de la comisión vecinal que las 246 conexiones domiciliarias no se realizaron como marcaba el pliego y como efectivamente fueron cobradas. Esta situación entre otras irregularidades, porque hay viviendas que quedaron sin conectar y el resto quedó conectada con cañerías viejas que hoy son las que están provocando las consecuencias de no funcionamiento y/o de mal funcionamiento. Las que provocan la destrucción del asfalto y provocando hundimientos.
Las consecuencias están a la vista. Ya sabemos que las conexiones domiciliarias están en esas nefastas condiciones, ahora hace falta determinar si las cañerías centrales funcionan como deben funcionar, si están bien realizadas o no y qué consecuencias han acarreado.
Giorgis comentó que el ingeniero por lo pronto ya ha indicado una limpieza a fondo de las bocas de registro con una planilla de datos a relevar para poder probar la cañería principal. Comentó también que le mostraron al ingeniero las fotografías de cuando se hizo la obra y ya marcó que las conexiones a 90 grados eran incorrectas y que producen serios problemas de obstrucción. Identificó los hundimientos en el asfalto que se repiten al lado de las bocas de registro de las calles donde la empresa Jubete había realizado hace dos años la red nueva.

Compartir