Copa Argentina: Con sufrimiento, River ganó y pasó a la siguiente ronda

River Plate, con cierta cuota de sufrimiento en el final, reafirmó su idea de juego, basada en la presión en ataque con varios toques en elaboración, con el triunfo ante Sportivo Estudiantes de San Luis por 2 a 1 en Salta que le dio el pasaje a los octavos de final de la Copa Argentina.
Los goles de River fueron marcados por Ignacio Fernández y Gonzalo Martínez, con un remate brillante mediante un tiro libre. En tanto, Marcelo Mosset anotó el empate transitorio del encuentro que se jugó en el estadio Padre Martearena y fue controlado por Fernando Rapallini.
El conjunto de Marcelo Gallardo, que se juega el pasaje a la Copa Libertadores 2017 en este torneo, se enfrentará en la próxima instancia con el ganador de la llave entre Arsenal de Sarandí y Defensores de Belgrano, que se medirán el jueves próximo en el estadio de Temperley.
River hizo un buen partido en Salta donde reforzó la idea que esbozó en su debut en el certamen con la goleada ante Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto. Solo le faltó eficacia en ataque, que lo condenó al sufrimiento hasta el final, para cerrar una buena producción que tuvo a “Nacho” Fernández y al juvenil Tomás Andrade como sus jugadores más destacados.
El “Millonario” fue dominador del encuentro de principio a fin, manejó el balón y exhibió mayor justeza en los pases durante la segunda etapa.
A River solo lo preocupó el propio River cuando perdió la pelota en el medio, con una defensa adelantada, y por momentos recurrió al juego brusco de Leonardo Ponzio para recuperarla.
No sufrió sobresaltos, pero a tres minutos del final Mosset aprovechó el error de la defensa de River tras un tiro de esquina y un despeje defectuoso en el área con la indecisión del arquero Augusto Batalla incluida. River estuvo a punto de pagar muy caro ese momento, pero fue rescatado con el gol del “Pity” Martínez. 

Buen juego.
River tuvo conexión en el juego, con diferentes intérpretes, más allá de la ausencia de último momento de Andrés D’Alessandro por un cuadro de gastroenterocolitis. Con Fernández, Andrade, Martínez, más los laterales Milton Casco y Jorge Moreira, el club de Núñez impuso condiciones y mostró una vez más su intención de cara a una nueva temporada.
Si bien en la primera parte el arquero Valentín Brasca tapó el remate de Andrade y Casco no estuvo fino en la definición, fue en el segundo tiempo cuando River atacó con mayor decisión y precisión.
Andrade generó una gambeta, tras una habilitación de “Nacho” Fernández, pero su remate dio en el palo y el delantero Lucas Alario desperdició tres chances que no le dieron a River la tranquilidad necesaria para liquidar el partido.
Estudiantes, además del gol, solo contó con el cabezazo de Roberto Moreira Aldana , todo un aviso para la defensa “millonaria”, que pasó por arriba del travesaño y motivó el ingreso de Iván Rossi, en su debut con la casaca de River, para frenar cualquier impulso del rival.
Sin embargo, el gol de Mosset generó un movimiento sísmico en el mundo de River que se recompuso con el gol del “Pity” Martínez (un centro que se transformó en gol) y le dio estabilidad emocional a los dirigidos por Gallardo que merecieron ganar el partido por más diferencia.
River sueña y se fortalece en la Copa Argentina, un gran objetivo para el acceso a la próxima Copa Libertadores de América, y lo hace con una idea saludable. Así, solo depende de River. (Télam)

Compartir