Copa Davis: Delbonis ganó y está 1 a 0 arriba en la serie con Italia

El equipo de Copa Davis de la Argentina quedó en ventaja frente a Italia por 1-0 en la serie de cuartos de final que animan en Pesaro, merced a la victoria de Federico Delbonis sobre Andreas Seppi por 7-6 (7-4), 3-6, 6-3 y 7-6 (7-3), en una jornada que quedó inconclusa por falta de luz natural.
Delbonis, nacido en Azul y ubicado en el puesto 40 del ranking mundial de la ATP, consumó su victoria sobre Seppi (52) en tres horas y 42 minutos, ante unos 4.000 espectadores que ocuparon apenas el 60 por ciento de la capacidad total del estadio Circolo Tennis Baratoff, en la ciudad ubicada a orillas del Adriático.
El equipo argentino se quedó con la foto del festejo final en la primera jornada de la serie al mejor de cinco puntos, en una jornada que comenzó con una lluvia torrencial y eso motivó que el partido entre Delbonis y Seppi se retrasara tres horas y cuarto, lo que impidió que se llevara a cabo el segundo encuentro.
En ese contexto, mañana desde las 11 (las 6 de la Argentina) saltarán a la cancha Juan Mónaco (94) y Fabio Fognini (36), la carta fuerte de los ‘tanos’, para el segundo single que debió jugarse hoy.
Luego del partido de singles debería disputarse el dobles entre los argentinos Juan Martín Del Potro (139) y Guido Pella (51) frente a los locales Paolo Lorenzi (48) y Marco Cecchinatto (130), los anunciados en el sorteo de ayer por el capitán europeo Corrado Barazutti.
Sin embargo, podría suceder que el capitán italiano desee utilizar a Fognini también en el dobles (sería junto a Seppi) y en ese caso por haber jugado antes frente a Mónaco, el reglamento de la Davis destaca que deberá gozar de un tiempo de descanso de 90 minutos antes de volver a salir a la cancha.
El domingo, a partir de las 12.30 (las 7.30 de la Argentina) se cruzarán los número uno de casa país, es decir Delbonis ante Fognini, y luego completarán Mónaco y Seppi, siempre y cuando la serie no esté definida, en este caso el quinto punto podría no jugarse.
Argentina, que se instaló en cuartos de final tras haber dejado en el camino a Polonia, al que venció por 3-2 en Gdansk, en marzo pasado, comenzó con el pie derecho en Pesaro, con un triunfo que Delbonis construyó de a poco y luego de superar altibajos en su rendimiento.
Es que el ‘zurdo’ de Azul, luego de haberse entrenado durante toda la semana con 37 grados, debió adaptarse al brusco cambio de las condiciones climáticas, ya que bajó la temperatura y había mucho viento en la cancha, lo que le movía demasiado la bola y le quitaba precisión, sobre todo con su derecha.
El tenista de 25 años comenzó muy prendido y jugó un set perfecto hasta el 5-2, con derechas profundas tal el plan que había diseñado, muchos saques ganadores y así acorraló a Seppi, quien estaba muy retrasado en la cancha e incómodo, como cada vez que le toca jugar sobre polvo de ladrillo, superficie que no lo favorece.
Sin embargo, el argentino dudó, perdió tres juegos seguidos (jugó demasiado corto en ese lapso) y así el set se estiró al tie break, con el estadio convertido en una ‘caldera’ por los hinchas locales y el grupo argentino que no cesaba en su aliento.
En el tie break el italiano cedió tres puntos gratis con dos dobles faltas y una derecha ancha, y eso le permitió a “Delbo” llevarse el parcial en una hora exacta por 7-6 (7-4) para ponerse en ventaja.
En el segundo set, Seppi empezó a jugar un poco más metido en la cancha y el azuleño un paso más atrás, así el tenista nacido en Bolzano quebró, se adelantó 2-0 y dominó hasta llevarse el parcial por 6-3.
Delbonis reaccionó en el tercer set, cuando tomó nuevamente la iniciativa, pero igual no era el mismo del principio, y además le costaba muchísimo mantener su saque, mientras que Seppi conservaba el suyo con facilidad.
Sin embargo, un par de errores del italiano le costaron caro, ya que Delbonis lo quebró, se puso 5-3 y después sacó muy bien para cerrar por 6-3, así quedó dos sets a uno arriba.
El argentino, alentado desde las tribunas y desde el banco de suplentes por Del Potro, quien le hablaba permanentemente, se mostró mejor en el cuarto parcial, estuvo siempre arriba en el marcador y dominó a un rival que acusó problemas físicos y hasta recibió atención médica por un dolor lumbar.
Delbonis se percató de que era su momento pero desperdició varias oportunidades, así la definición se estiró al tie break.
En la definición rápida, el argentino, más entero, fue a buscar la victoria y se la llevó por 7-3 en el primero de los cuatro match points que dispuso en su favor.
Delbonis festejó con el puño cerrado y se abrazó con cada integrante del banco de suplentes, era su revancha tras haber participado el año pasado en la serie de semifinales que se perdió ante Bélgica, y por eso recibió el reconocimiento de los hinchas que no pararon de corear su nombre consumada la victoria.
Argentina dio un buen paso, pero la serie recién comenzó y lo que viene es duro, sobre todo porque Fognini es un tenista de jerarquía y su calidad merece respeto. (Télam)

Compartir