Corredera pidió en el Concejo que reabra el bar La Recova

EL DUEÑO EXIGE QUE LA MUNICIPALIDAD DE POR CONCLUIDA LA CLAUSURA

El cierre de la confitería significó también que una veintena de trabajadores perdieran sus trabajos. Naturalmente hubo un costo al propietario del comercio, que tuvo que afrontar cuantiosas pérdidas.
El propietario del comercio La Recova se dirigió al Concejo Deliberante santarroseño, pidiendo “se arbitren los medios necesarios” para que se le otorgue “una habilitación comercial provisoria”, dice Antonio Corredera.
Como se sabe la céntrica confitería se encuentra clausurada por la municipalidad desde el 14 de abril de 2016, por un litigio entre Corredera y otra persona de apellido Ortiz Cereceda que pretende la mitad de la titularidad del inmueble ubicado en la esquina de Avellaneda y 9 de Julio.
Corredera sostiene que se encuentra “acreditada la legítima posesión” del inmueble por su parte, y por eso pretende que la Municipalidad de Santa Rosa proceda a la habilitación comercial.

Error registral.
En este diario había explicado que hubo “un error” en el Registro de la Propiedad Inmueble, que asentó el 50% a nombre de Angel Manuel Ortiz Cereceda. Corredera dejó constancia que la jueza María del Carmen García nunca ordenó ese paso; y que con posterioridad la misma funcionaria judicial, mediante oficio nº 760, “deja en claro que ella no ordenó la inscripción efectuada por el Registro de la Propiedad Inmueble” respeto del inmueble en cuestión.
En sus explicaciones a los concejales Corredera les informa que “se encuentra en trámite ante el Superior Tribunal de Justicia, Sala B, la causa caratulada ‘Corredera María Laura y otros c/Provincia de La Pampa s/demanda contencioso administrativa’, tendiente a declarar la nulidad del acto administrativo de inscripción registral referenciado (a nombre de Ortiz Cereceda y/o sus herederos)”. Más, agrega que el STJ otorgó “una medida cautelar de anotación de ‘litis’ sobre ese inmueble” a su favor.

Altolaguirre “deberá rendir cuentas”.
Hace algunas semanas en este diario Corredera había denunciado el “atropello” municipal”. Desde la comuna se le dijo que “no pudo acreditar la posesión legítima del inmueble. Un razonamiento supino e irrazonable respecto de quien ostenta la posesión pública, pacífica ininterrumpida del inmueble desde hace casi treinta años. No debe haber pampeano que no conozca La Recova”, disparó Corredera.
El propietario además no dudó en apuntarle al intendente Leandro Altolaguirre por lo que consideró “un inexcusable exceso en el ejercicio del poder de policía, y una burda violación de la Constitución que prohíbe al Ejecutivo (municipal) ejercer funciones judiciales”. Sostuvo que “el intendente tendrá que rendir cuentas” por lo actuado en torno a La Recova.

Estado de abandono.
Habrá que ver, con la nueva documentación, qué actitud asume la Municipalidad de Santa Rosa. Hoy La Recova aparece, casi, como una esquina fantasma.
Se trata del lugar más céntrico de la ciudad, y la falta de mantenimiento lo ubica como abandonado y con un aspecto que no resulta, precisamente, el más agradable. Su deterioro -como sucede solo metros más allá con la ex Casa Torroba-, le dan al centro santarroseño un aspecto bien alejado de lo que a los vecinos les agradaría ver cotidianamente.