Crisis en el kirchnerismo: el Movimiento Evita rompió con el bloque del FPV

Los seis diputados del Movimiento Evita se separaron del Frente para la Victoria y formaron una nueva bancada por diferencias que mantienen con el FPV sobre la actitud que se debe asumir ante la corrupción, con lo cual abrieron una nueva crisis en el seno del kirchnerismo que ya perdió 28 legisladores desde el pasado 10 de diciembre.
Los seis diputados del Movimiento Evita que conformarán el bloque “Peronismo para la Victoria” son Leonardo Grosso, Andrés Guzmán, Lucila De Ponti, Remo Carlotto, Araceli Ferreyra y Silvia Horne.
El anuncio fue formulado en una conferencia de prensa que ofrecieron en el despacho de Grosso, en cuyo transcurso reafirmaron su defensa de los derechos obtenidos en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, pero cuestionaron “la falta de autocritica” ante la derrota.
Grosso señaló que adoptaron esa decisión porque “tenemos diferencias políticas” con sus ex pares del FPV y dijo que “no se puede tener medias tintas sobre los casos de corrupción”, en relación a la situación de Julio de Vido, Lazaro Baez, y José López, detenido cuando quiso enterrar 9 millones de dólares en un convento.
“No podemos dejar que la corrupción ensucie la única herramienta que tienen los trabajadores para conquistar derechos que la política”, agregó.
Al ser consultado sobre los motivos por los cuales no estuvieron presentes en la sesión donde se aprobó un proyecto para autorizar al juez a allanar el domicilio de De Vido, Grosso dijo que “no se justificaba la aprobación de ese proyecto que proponía Cambiemos”, pero destacó que el ex ministro tiene que someterse a la justicia.
Por otro lado, en un comunicado, el nuevo bloque destacó que “quienes ocuparon y ocupan un lugar en la función pública deben estar a disposición de la justicia. Nosotros sabemos que no tenemos nada que ocultar, que tuvimos un gobierno que amplió los derechos de las mayorías del país. Si hubo corruptos que se investigue a fondo”.
Esta nueva crisis dentro del bloque, que conduce Héctor Recalde, comenzó al día siguiente de la asunción del gobierno de Mauricio Macri, cuando los diputados que responden al mandatario de La Pampa Carlos Verna no se quisieron sumar al Frente para la Victoria.
De todos modos, la división que marcó al Frente para la Victoria fue el alejamiento de catorce diputados que se efectuó en febrero cuando legisladores que responden a mandatarios liderados por Diego Bossio armaron el bloque Justicialista.
Los alejamientos se quedaron allí y de aún se fueron varios legisladores y la semana pasado se separó del FPV el Frente Renovador de Concordia, que dirige el ex mandatario misionero Maurice Closs que viene acompañando al oficialismo en algunas votaciones claves para el gobierno nacional.
Por otro lado, los legisladores del Movimiento Evita también expresaron que esa bancada “será una herramienta legislativa que le haga frente al avance del ajuste y de las medidas antipopulares que está llevando adelante la gestión de Macri: tarifazos, devaluación, despidos, cierre de fábricas y apertura de importaciones”. (Télam)

Compartir