Cristina declaró y definió a la causa como un “disparate mayúsculo”

La ex presidenta, Cristina Kirchner, definió este lunes como “un disparate mayúsculo” la causa que lleva el juez Julián Ercolini en su contra y consideró que con esas medidas se busca la “proscripción, difamación y estigmatización” de un movimiento político.”Es un disparate mayúsculo pretender que una asociación ilícita la conforman un Poder Ejecutivo integrado de manera legal”, señaló Cristina quien destacó que las obras públicas las aprueba el Congreso a través del presupuesto nacional, en tanto que a su vez se ejecutan por parte de autoridades provinciales.
En declaraciones formuladas al salir de los Tribunales Federales de Retiro, luego de prestar declaración indagatoria ante el juez Ercolini, la ex mandataria consideró que la causa “es una maniobra formidable de persecución política, de hostigamiento mediático” que “no es original” ya que agregó: “La vemos en Brasil con respecto al ex presidente Lula” Da Silva.
“Es una maniobra a nivel regional”, dijo Cristina quien señaló que además es “obviamente del actual gobierno” con el objetivo, según dijo, de “trata de tapar el desastre económico y social que hoy tiene la Argentina a partir de las decisiones” del presidente Mauricio Macri.
Consideró que si su gestión fue “una asociación ilícita”, la actual sería “una asociación ilícita terrorista” porque “infunde terror a los ciudadanos, que tienen terror cuando llega la factura de luz y de gas o cuando van al supermercado”.

Compartir