Cristina Kirchner afronta su segunda indagatoria

Cristina Fernández de Kirchner declarará mañana por primera vez sobre sus vínculos con Lázaro Báez en una causa en la que está acusada de montar una “matriz de corrupción” durante su Gobierno para favorecer con más de 16.000 millones de pesos de la obra pública al empresario santracruceño.
La cita es a las 10 ante el juez federal Julián Ercolini, el mismo que la tiene imputada en el caso Hotesur, y los tribunales serán escenario de un mitín político para la ex presidenta: será acompañada por la militancia y se prevé que tras su declaración dirija unas palabras a sus seguidores.
Así lo dejó trascender Oscar Parrilli, ex director de la Agencia Federal de Inteligencia, un hombre que sigue permaneciendo al círculo íntimo de la ex mandataria y quien se presentó el pasado viernes en los tribunales de Comodoro Py.
Parrilli mantuvo el viernes un breve encuentro con el comisario Daniel Acosta, a cargo de la seguridad en el edificio judicial de Retiro.
La acusación hecha por los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques implica una primera etapa de la relación de los Kirchner con Báez, en la que habrían montado una operatoria para “sustraer” dinero público y entregar el mismo a la empresa Austral Construcciones.
Según la acusación, el 80 por ciento de las obras públicas durante el mandato de los Kirchner que se cedió a la provincia de Santa Cruz quedó a cargo del empresario Báez. (NA)

Compartir