Cristina Kirchner denunció un “nuevo Plan Cóndor” contra ella y Lula Da Silva

La ex presidenta Cristina Kirchner denunció hoy un “nuevo Plan Cóndor” contra el ex mandatario brasileño y contra ella, en el marco de las causas judiciales de las que son objeto por supuesta corrupción.
Al hacerse eco de un editorial del medio ecuatoriano “El Telégrafo”, la ex jefa de Estado se mostró de acuerdo con lo expresado en el artículo titulado “El nuevo Plan Cóndor ahora apunta a Lula y Cristina Fernández.
“Me impactó su contenido, por lo conciso y preciso: ´Si antes fueron los grupos armados dentro de las instituciones militares latinoamericanas, ahora es con los aparatos judiciales y mediáticos´”, escribió Cristina Kirchner en sus cuentas de redes sociales.
El editorial publicado por el medio ecuatoriano sostiene que los “aparatos mediáticos y judiciales” utilizan “el arma del desprestigio, la difamación y el recurrente señalamiento de que todo lo que hacen los líderes y gobiernos progresistas termina en corrupción” para recuperar el “poder imperial” y “la hegemonía neoliberal”.
Destaca además que lo hacen para “acabar con todo un período de avances sociales muy significativos, erradicación de la pobreza y soberanía nacional”.
En el mismo artículo, se afirma la que las acusaciones contra Lula Da Silva y Cristina Kirchner tienen como propósito “tapar las corruptelas del presente encarcelando a estos líderes”, de quienes señala que si se hicieran elecciones “en este instante”, recuperarían la Presidencia.
“En el caso de Lula, ex presidente de Brasil, viven con la angustia de que es el hombre más popular de ese país. Saben que, de haber elecciones en este instante, ganaría la Presidencia. Igual ocurre con Cristina Fernández, ex presidenta de Argentina. Ahora quieren tapar las corruptelas del presente encarcelando a estos líderes”, concluye el escrito.

“Supuesto acuerdo”.
Por otra parte, Cristina Kirchner también cuestionó al fiscal Guillermo Marijuán por una versión difundida en el diario Perfil que apunta a un supuesto “acuerdo” ofrecido por éste al empresario Lázaro Báez para perjudicarla judicialmente.
“Le ofrecieron a Báez un acuerdo para inculpar a Cristina pero lo rechazó. El fiscal Marijuán intenta que el empresario aporte pruebas de que fue testaferro de los Kirchner. A cambio de su colaboración podría verse beneficiado con la excarcelación”, sugiere el matutino.
Cristina Kirchner avaló esta información y la calificó como un “secreto a voces” que consiste en que “un juez y un fiscal” tengan “presa a una persona para obligarla a decir lo que ellos quieren”. (NA)