Cuando se juega por el honor del pueblo

Con la camiseta y su terruño como bandera, en un clima familiar y de “fútbol puro”, el torneo que agrupa a diferentes equipos municipales comenzó a disputar sus play off en el Polideportivo de Toay. Hoy continuará la acción.
“¡Metele chaucha, metele chaucha!”, se escuchó a lo lejos gritar a uno de los entrenadores, con un idioma tan pueblerino como de potrero y que deja en claro que lo que se estaba desarrollando era fútbol en estado puro.
Lejos de las luces de Nueva York y de los flashes que se pelean por “iluminar” el rostro barbado de Lionel Messi de cara a una nueva final de Copa América, y aún más distante de los gestitos de Cristiano Ronaldo en medio de la Eurocopa, dieciséis planteles de diferentes localidades de La Pampa confluyeron ayer en el polideportivo Horacio del Campo de Toay para comenzar a disputar los play off de la Liga Provincial de Fútbol Municipal y, esencialmente, para jugar por el honor del pueblo.
Un ‘tupper’ cargado de torta por un lado, un equipo de mate por el otro, alguna que otra cervecita camuflada y un montón de niños jugando a la pelota en medio de un clima familiar y casi festivo, le dieron el marco ideal a una jornada que fue levantando temperatura a medida que unos festejaban el pasaje a la siguiente instancia y otros se lamentaban por aquella ocasión desperdiciada que les impedía seguir en la pelea por el sueño del campeonato.
En el centro de la escena, en las dos muy bien presentadas canchas del polideportivo toayense, los referentes futboleros de cada pueblo olvidaban por un momento sus trabajos diarios y, como en cada fin de semana de la Liga, dejaban la piel por “su” camiseta.
Porque a diferencia de lo que ocurre con el fútbol nuestro de cada día -ese que nos ofrecen la Liga Cultural o la Liga Pampeana-, el Fútbol Municipal reúne a aquellas localidades que por diferentes circunstancias (en general por cuestiones de costo o cantidad de habitantes) no pueden participar de las dos ligas federadas.
Se trata de un fútbol más auténtico, por momentos de alto vuelo y en ocasiones de pelotas volando (como en todas las latitudes), pero por sobre todas las cosas inclusivo, porque más allá de algunas contrataciones de ‘renombre’, le da lugar a casi todos los que en el pueblo quieren jugar, y no solo a los que pueden. Y en ese “inclusivo” van la familia y los amigos, ayer tan presentes como en cada una de las jornadas que a lo largo del año se fueron realizando en las diferentes localidades anfitrionas.

Se gana y se pierde.
En lo estrictamente deportivo, y como pasa en todos los niveles, unos ganan y otros pierden; unos festejan y otros se enojan; algunos se pasan de la raya a la hora de protestar; otros se exceden con una pierna fuerte; los menos regalan algún lujito, un buen gol o una macana que termina en la red propia… En definitiva, fútbol de acá a la China, o a Estados Unidos para hablar en idioma de Copa América.
Uno de los ganadores fue Coronel Hilario Lagos, que superó 5-4 por penales a Santa Isabel luego de igualar 0-0 en el tiempo reglamentario, y que hoy desde las 9.30 se enfrentará en uno de los duelos de cuartos de final con Vértiz, que ayer venció 2-1 por penales a La Humada luego de empatar 1-1, con goles de Carlos Lara para el primero y Ezequiel Fernández para los derrotados.
Otro de los cuartos de final de hoy, también desde las 9.30, lo animarán Quetrequén y Adolfo Van Praet. Ayer, Quetrequén le ganó 3-0 por penales a Punto Unido de 25 de Mayo, luego de igualar 3-3: tres de Lucas Canciani para los norteños; dos de Sebastián Zúñiga y el restante de Julio García para los veinticinqueños. Mientras que Van Praet derrotó 1-0 a Algarrobo del Aguila con gol de Daniel Zielinsky.
Del otro lado de la llave, los otros cuartos de hoy (ambos desde las 11.30) serán Quehué-Colonia Santa María y Puelches-Conhelo. Quehué le ganó por penales 4-2 a Metileo luego de un 1-1 (Jorge González y Juan Zarate los goles, respectivamente); Santa María (Dante Storm, Gastón Aschemacher x 2, Juan Cruz Medel y Adrián Aravena) goleó 5-1 a Dorila (Nazareno Rodríguez); Conhelo venció 5-0 a Abramo (David Paz x 2, Marcos Paz, Donato Pinto y Fernando Robein); mientras que Puelches superó por penales 3-1 a Agustoni, con goles de Nicolás Del Río (P) y Gonzalo Saavedra (A).
Hoy continuará la acción en Toay, con los cuartos y las semifinales, programadas para las 14.30 y las 16.30. Y al final del día se conocerán los finalistas, que más adelante dirimirán, con partidos de ida y vuelta -en sus propios terruños-, al campeón. Todo sin escatimarle “chaucha”, como indica el fútbol puro.