Cuarenta nuevos profesionales de la UNLPam

La Pampa cuenta con cuarenta nuevos profesionales, formados en las aulas de la Universidad Nacional de La Pampa. Se trata de los jóvenes que recibieron sus diplomas en la segunda colación de grados del año que se hizo en General Pico.
El acto, presidido por rector Sergio Baudino, se realizó en el auditorio de la Facultad de Ciencias Veterinarias. Se entregaron los certificados a quienes cursaron sus estudios en esa facultad así como en la Facultades de Ciencias Humanas y en la de Ingeniería.
Los 40 graduados son:
De la Facultad de Ciencias Humanas, por la licenciatura en Ciencias de la Educación Sonia Bruegno. Profesorado en Jardín de Infantes: Silvina Corona. En la carrera de Nivel Inicial Valeria Gómez y Dalila Martín. Por el profesorado en Ciencias de la Educación: Aldana Funes, María Magdalena Motzo y María Belén Rubio. En Educación Inicial se graduó Alma Calosso Gonzalez. Por el profesorado en Educación Primaria: Iara Balbo, Yesica Cabrera Leiva, Carol Mariel Cora, Paula Lucero, Karina Pfeiffer, Abigail Toledano y Macarena Vallejo Martínez.
La Facultad de Ciencias Veterinarias entregó los títulos de Médico Veterinario a: Cintia Biarlo Deshommes, Matías Calmels, Laura Crivelli, Juliana Cueto, Paola Erviti, Eduardo Galcerán, Flavio Garro, Santiago Hollmann, Marcia Lara, María Laura Lara, Celeste Martínez, María Angelina Montemuiño, Maximiliano Otamendi, Nahuel Pacheco, Martín Perez Irastorza, Juan Carlos Quiroga Redondo, Rodolfo Revelli, Sonia Rivera y Emiliano Sosa.
De la Facultad de Ingeniería se entregaron sus títulos a los analistas programadores Gisela Bonafina y Alexis Tomaselli. Y también los graduados de Ingeniería Electromecánica: Iván Collman, Juan Cruz Damm, Leandro Meza y Simón Viano.

“Nunca bajar los brazos”
El flamante ingeniero electromecánico Juan Cruz Damm, que cursó sus estudios secundarios en la EPET 1 de Santa Rosa antes de iniciar su carrera en la UNLPam, con el título en la mano recordó: “En un primer momento, por cuestiones económicas, me parecía casi imposible realizar mis estudios en General Pico, con todos los gastos que esto conlleva. Pero, tuve la suerte de ser beneficiario de las becas de residencia que la universidad otorga a los estudiantes que son de otras localidades y de otras provincias, y pude establecerme”.
_web egresaado damm juan cruz 1 jura
Damm es como muchos otros estudiantes que reconoce que el esfuerzo de sus padres fue un factor fundamental para poder estudiar y no tener que trabajar mientras cursaba la carrera. “Pero los fines de semana viajaba a Santa Rosa para poder ayudar a mis padres y poder devolver de alguna manera todo el sacrificio que ellos hacían por mí”.
Acerca del futuro laboral de los graduados, el entrevistado dijo que en algunos casos las pasantías “son llaves que abren nuevas puertas, como en mi caso que tuve la suerte de poder realizar mi práctica profesional supervisada en la Administración Provincial de Energía y por esto hoy en día, por recomendación de la gerencia técnica de APE, estoy inspeccionando una obra eléctrica realizada por un organismo nacional”.
“Creo que el mejor consejo a cualquier ingresante a la UNLPam, es que nunca bajen sus brazos, es un camino largo y difícil pero la satisfacción que van a sentir cuando terminen sus estudios es inexplicable”, aseguró.

Compartir