D’Alessandro: “Hoy se juega peor que antes y hay una locura que no es normal”

El mediocampista y referente de River Plate Andrés D’Alessandro cuestionó el presente del fútbol argentino, al asegurar que “hoy se juega mucho peor que antes” por la obsesión de conseguir el resultado, lo que conduce a “una locura que no es normal” y que afecta el trabajo de directores técnicos y jugadores.
En una entrevista exclusiva que le brindó a Télam en Orlando, Estados Unidos, donde el plantel “millonario” realiza su pretemporada, el ex jugador del seleccionado nacional se sorprendió por el deterioro en la calidad de juego en relación a su ciclo anterior en el club entre 1999-2003.
“Cambió todo en el fútbol argentino, cuando me fui se jugaba mucho mejor. Siempre fue importante conseguir el resultado, pero ahora es terrible cómo se vive, hay una locura que no es normal. A un técnico que pierde dos o tres partidos se le exige que se vaya y un jugador que erra un pase ya es un burro”, criticó.
D’Alessandro, de 35 años, que regresó a Núñez en febrero pasado, “imaginaba” el cuadro actual de situación del fútbol nacional porque “lo seguía” durante su campana en el exterior (Alemania, Inglaterra, España y Brasil) pero admitió que “vivirlo desde adentro fue muy distinto”.
“Jugar en Argentina es único por la pasión que nos caracteriza pero hemos pagado un precio alto. Hay cosas que cambiaron mucho y no le hicieron bien a nuestro fútbol, se juega mucho peor que antes”, insistió el mediocampista, que desde su primera salida de River tuvo un paso de seis meses por San Lorenzo en 2008.
“Hace pocos días se cumplieron trece años desde que me fui de River en el primer ciclo. Por suerte, si algo no cambió en todo este tiempo, fue la idea futbolística del club y quedó demostrado con la forma en la que se ganó todo lo que se ganó (Campeonato 2014, Copa Sudamericana, Libertadores y Suruga Bank) después de los malos momentos (el descenso a la B Nacional). River recuperó la identidad y el prestigio con un entrenador de la casa”, destacó. (Télam)

Compartir