Daniel Eizaga: otra vida, el goleador de siempre

Fue goleador en todos los equipos en que jugó; campeón en la Liga Cultural y en la Liga Pampeana, y reconocido como uno de los futbolistas más destacados de la provincia en la última década. Con 32 años tenía ofertas para seguir compitiendo en el primer nivel de La Pampa y continuar así engrosando su estadística en las redes. Sin embargo, decidió regresar a su lugar en el mundo, al pueblo en el que hace diez años comenzó a formar su familia pampeana, para dar una mano con el fútbol municipal y, para no perder la costumbre, seguir haciendo goles.
Daniel Eizaga es hoy, con siete conquistas, el goleador del Torneo Clausura de la Liga Provincial de Fútbol Municipal, en el que su equipo, La Maruja, lidera la Zona “B” luego de disputarse la cuarta fecha. El último domingo, el “Negro” anotó tres goles en el triunfo 4-1 sobre Pichi Huinca, y ya respalda con números al nombre propio con el que llegó a este certamen totalmente amateur, que agrupa a equipos municipales de toda la provincia.

Jugador “orquesta”.
Eizaga decidió alejarse de las luces del fútbol “profesional” para dar una mano en La Maruja, aceptando una propuesta del intendente Gustavo Sein para hacerse cargo de la totalidad del fútbol municipal, al menos por los años que dure la gestión actual.
El año pasado, mientras jugaba en el Deportivo Anguilense, ya daba una mano con el fútbol infantil, pero a partir de esta temporada coordina a toda la actividad, desde los niños de 4 años hasta el plantel de primera división. Son más de cien futbolistas que están a su cargo, porque él los entrena física y tácticamente, los dirige, juega en el equipo principal (Daniel Páez le da una mano como DT durante los partidos) y a veces hasta maneja la combi que los lleva a los diferentes escenarios.
Un verdadero jugador “orquesta”, tocando todos los instrumentos para que los chicos del pueblo tengan la opción de hacer el deporte que los apasiona y sentirse identificados con su localidad. “Me encontré con chicos que juegan muy bien. Los fui a buscar, charlé con ellos, les pedí que me acompañaran y logramos armar un grupo hermoso. Algunos trabajan en la municipalidad, otros en el campo y tenemos que acordar los horarios para poder entrenar. Pero lo más importante es que tiramos todos para el mismo lado”, comentó ayer el uruguayo Eizaga.

La decisión.
“Fue una decisión difícil, lo tuve que pensar muy bien porque siempre viví de jugar al fútbol”, dijo el goleador al referirse a su regreso a La Maruja para trabajar con los chicos y jugar la Liga Municipal. “Pero decidí volver por mi familia, por mi señora, porque los chicos (tiene tres hijos) empezaron a crecer y a reclamar un poco más de presencia del padre, y también porque me interesó la propuesta para trabajar con la municipalidad y devolverle algo a un pueblo que quiero mucho”, agregó.
“Igualmente, no descarto volver a jugar el Provincial cuando se termine la Liga Municipal. No me voy a retirar tan fácil”, aclaró el “Negro” entre sonrisas.
– ¿Con qué te encontraste en la Liga Municipal?
– Con algo más social y familiar. Se juegan partidos en un solo lugar durante todo el día, y entonces uno no va solo a jugar, sino también a pasar la tarde, a comer un asado, a charlar con gente conocida… Es algo diferente a lo que uno estaba acostumbrado, donde sólo mandan los resultados. Acá es distinto, aunque me lo tomé muy seriamente porque la Liga se lo merece.
– ¿Sentís un respeto especial?
– Sí, me respetan mucho los chicos que enfrento. Incluso a veces me piden sacarse una foto conmigo, me dicen ‘Negro sos mi ídolo’, o cosas así. Y eso es algo hermoso porque a la vez me siento muy identificado con el pueblo y con toda la gente de la zona. También he charlado con intendentes de otros pueblos y algunos están contentos porque dicen que mi nombre le sirve a la Liga. En cambio a otros nos les gustó tanto, y mucho más si me toca hacerles un gol (risas). Pero estoy muy feliz por la decisión que tomé, y mucho más si sirve para el crecimiento del torneo.

La Maruja manda en su grupo
De la mano de Daniel Eizaga, el equipo de La Maruja es el dominador de la Zona “B” en la Liga Provincial de Fútbol Municipal. El último domingo, La Maruja superó por 4-1 a Pichi Huinca, con tres goles del “Negro” y el restante de Manuel Orellano; en tanto que José Annechini, de penal, marcó para Pichi Huinca.
En otro de los partidos del grupo, cuya jornada se disputó íntegramente en Speluzzi, Dorila le ganó por 1-0 a Agustoni, con anotación de Brian Suárez. Además, Conhelo y Metileo igualaron 1-1, con conquistas de Daniel Fernández y Carlos Marchisio, respectivamente. La tarde se cerró con el duelo entre el local Speluzzi y Mauricio Mayer, qie empataron sin goles.
Con estos resultados, La Maruja se afirmó como único puntero con 10 unidades, seguido por Mauricio Mayer y Dorila con 7; Conhelo y Speluzzi suman 5; Agustoni, Pichi Huinca y Metileo cierran con 3. En la próxima fecha, La Maruja será local ante Agustoni, y el resto de los partidos serán Metileo-Pichi Huinca, Speluzzi-Dorila y Conhelo-Mauricio Mayer.

Goles por todos lados
Daniel Eizaga nació hace 32 años en Mercedes, Uruguay. A los 20 años llegó a La Pampa para acompañar a su papá Pedro, que jugaba en Eduardo Castex. Allí dio sus primeros pasos, pero por una cuestión de documentación recién pudo debutar unos años después en Deportivo La Maruja, y junto a su padre. Empezó a hacer goles y no paró, pasando por Racing de Castex, Ferro de Pico, All Boys de Santa Rosa, Alvear FBC, Cultural Argentino, Costa Brava e Independiente (todos de Pico), Deportivo Anguilense y Matienzo de Ingeniero Luiggi.