De Vido lo culpó a López

El ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, negó haber cometido irregularidades ante la falta de control en el programa “Sueños Compartidos” de la Fundación Madres de Plaza de Mayo y deslindó responsabilidades en el ex secretario de Obras Públicas José López, entre otros.
“Nada de esto puede ser cuestionable y esa decisión política de la cual participé y ratifico no me acerca de ninguna manera a cualquier irregularidad o delito que se haya cometido en la administración de los fondos”, afirmó De Vido en un escrito que presentó ante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi.
De Vido sostuvo que “la actuación del Ministerio fue canalizada directamente por la Secretaría de Obras Públicas (a cargo de López) y la subsecretaría de Vivienda a cargo de Abel Fatala. No participé en forma personal ni funcionalmente en la firma, aprobación, autorización o control de los convenios que se investigan en la causa”.

López.
La semana pasada, López también dijo no tener a cargo el control de los fondos, sino que los mismos eran facultad de las autoridades donde se ejecutaran las obras, y descargó en Fatala la responsabilidad del seguimiento y administración de esos programas sociales.
El ex ministro descargó además la responsabilidad sobre gobernadores o intendentes que recibieron en su jurisdicción las viviendas sociales. “Las autoridades locales eran las responsables del régimen de contratación y del control de la ejecución de obras”, según De Vido en su escrito de 15 carillas.
El ex ministro y actual diputado nacional aludió a una “persecución política del Poder Ejecutivo Nacional” que “no tiene nada que ver con un juez en particular ni con este edificio”, al realizar declaraciones periodísticas una vez finalizada la audiencia.