De Vido no fue expulsado

La Cámara de Diputados rechazó por 138 votos contra 95 votos expulsar al diputado Julio De Vido al no alcanzar el respaldo de los dos tercios de los miembros presentes del cuerpo, en una sesión especial donde hubo encendidos debates sobre las denuncias de corrupción que existieron en la obra pública en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Hubo además tres abstenciones.
El ex ministro de Planificación Federal y diputado kirchnerista consideró este miércoles “inconstitucional” el pedido de su expulsión de la Cámara baja, impulsado por el oficialismo y el massismo, a lo que respondió la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien reclamó su separación “por infame traidor a la Patria en los términos del artículo 36 de la Constitución Nacional”.
De Vido, que expuso en el recinto en el marco de la sesión especial en la que se debatió este miércoles el proyecto para quitarle su condición de legislador, acusó al Gobierno de aplicar un “modelo liberal, conservador, expoliador de todas las libertades y genocida de todos los derechos de los argentinos”, dichos que fueron festejados por la bancada kirchnerista. En su discurso de descargo, el ex ministro de Planificación dijo: “No vengo a ejercer el derecho a mi defensa porque no le doy legitimidad a quienes me imputan, ni al método que es claramente violatorio del artículo 66 de la Constitución”.