Denuncian demoras en el pago del Repro

MALESTAR EN EL GOBIERNO PROVINCIAL POR LOS CAMBIOS EN PROGRAMA PARA SOSTENER EMPLEO

El subsecretario de Trabajo aseguró que las modificaciones introducidas por el macrismo buscan desalentar a las empresas a pedir el subsidio. Reveló que el trámite, que antes demoraba 15 días, ahora tarda entre 60 y 90.
El subsecretario de Trabajo de La Pampa, Marcelo Pedehontáa, afirmó que los cambios que el gobierno nacional introdujo en el Programa de Recuperación Productiva (Repro) no buscan mayor transparencia, sino que los empresarios desistan de solicitar ese subsidio.
El funcionario provincial aseguró que el programa destinado a sostener fuentes laborales fue uno de los más ingeniosos que implementó el kirchnerismo, junto con el Procrear (créditos para vivienda). El macrismo lo sostuvo, pero el proceso que deben realizar las empresas para obtenerlo es mucho más lento: pasó de 15 días a un mínimo de 60 en la actualidad.

Merma.
El Repro fue creado en el año 2003 como una herramienta del Estado frente a los despidos. Ante una situación acreditada de crisis de una empresa, el Ministerio de Trabajo de la Nación otorga a los empleados una suma mensual de hasta un salario mínimo, vital y móvil por trabajador, por un plazo de hasta doce meses. La empresa, a su vez, debe presentar un plan de recuperación y comprometerse a mantener a la totalidad de su planta.
De acuerdo a un relevamiento realizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA)
en el primer año de gestión de Cambiemos, Trabajo solo entregó el 30% de los Repro que se otorgaron en 2015. El informe muestra la reducción del otorgamiento de Repro a menos de un tercio, si se miden los montos invertidos (que pasan de 1.174.092.576 pesos en 2015 a 359.756.000 pesos en 2016).

“Muy lento”.
Pedehontáa, consultado por Radio Noticias 99.5, aseguró que en la actualidad solo dos empresas de La Pampa están recibiendo el subsidio, mientras otras 34 están esperando que se los otorguen o se los renueven.
“El Repro ha modificado su estructura de funcionamiento y tiene nueve pasos que son administrativos, contables y legales. Lo primero que se hace es un estudio de factibilidad y que se pueda comprobar la situación de crisis de la empresa. Una vez que se comprueba, hay ocho pasos más que lo hacen, a mi gusto, muy lento, pero según las autoridades nacionales esto permite ser más cristalinos y tener la seguridad de que los fondos van a llegar a las empresas que realmente lo necesitan”, dijo el subsecretario.
Este mes, los trabajadores beneficiados con el Repro fueron entre 250 y 300. Pedehontáa aseguró que si se suman las empresas que están por renovarlo, el número subirá a 800 o 900 beneficiarios.

Frigoríficos.
El funcionario explicó que el sector que más necesita de los Repro en este momento es el de la industria cárnica. Para el gobierno pampeano, el futuro de los frigoríficos es auspicioso pero su presente es difícil y conflictivo. “Tenemos empresas que han presentado procedimientos preventivos de crisis y otras que están averiguando los extremos legales para presentarlos. El rubro frigorífico es el nicho a cuidar porque de seguir estas variables, en un futuro no muy lejano, va a revertir la situación de negatividad que tiene hoy, pero hay que ayudar a nuestras empresas a llegar a ese momento”, planteó.
Desde Trabajo advirtieron que las dificultades de acceso a los Repro llegan en un contexto donde el desempleo aumentó, junto a la pérdida en los puestos de empleo que se mantienen.

Antes y después.
Pedehontáa aseguró que la gestión actual en el Ministerio de Trabajo nacional siempre le abrió las puertas y le permitió gestionar, pero elogió a las autoridades anteriores en el área, puntualmente a la ex subsecretaria, Noemí Rial, por la celeridad que le daban al otorgamiento de los Repro. “Hoy las cosas se hacen al revés, debe estar antes toda la documentación, entonces desde que entra el pedido en el Ministerio hasta que sale, lleva nueve pasos, lo que da un plazo mínimo de 60 días”, afirmó.
Por otro lado, la gestión actual sumó al Repro un sistema de solicitudes on line que, según admitió Pedehontáa, agiliza la presentación, pero no resuelve la lentitud de los pasos burocráticos posteriores. “La Subsecretaría tiene que ir una o dos veces por mes a acelerar los procesos burocráticos. Es un caminito, expediente en mano, yendo oficina por oficina”, sostuvo.

Decisión política.
Mientras el argumento de Nación para agregar más burocracia al trámite del Repro es la necesaria transparencia en el otorgamiento, en el gobierno provincial consideran que el fin buscado es otro: desalentar a los empresarios a buscar esa ayuda. “Yo creo que en La Pampa hay empresas que han acreditado sobradamente la situación de crisis y todavía están por el paso seis o siete”, explicó.
-¿Y cuál cree que es la verdad? ¿Buscan transparencia o que las empresas desistan?
-Yo creo que es la segunda. Claramente. Voy a dar un ejemplo claro, porque lo he planteado en los lugares donde debía plantearlo: Cresta Roja. Fue una negociación de una hora y se lo otorgaron. A parte es un Repro mucho más alto de los que podemos recibir en los frigoríficos de la provincia. Y se lo dieron inmediatamente. Y después el presidente Macri se fotografió con los trabajadores.