Denuncian mala praxis en la muerte de una joven después de dar a luz

La muerte de una joven de 22 años al dar a luz a su hijo en la maternidad “Teresita Baigorria” de la capital de San Luis, abrió una nueva polémica sobre la violencia obstétrica en San Luis ya que sus familiares aseguran que el motivo del deceso fue mala praxis a raíz de los métodos que aplicaron para obligarla a parir con un parto común y no por cesárea.
Pero la directora de la Maternidad Adriana Pérez aseguró que no hubo “mala praxis” y que Melisa Cabañez, murió por una “falla al corazón”, luego de más de una semana de internación y sin estudios previos.
Pérez indicó que Cabañez era oriunda de un pueblo ubicado a 20 kilómetros de Candelaria, localidad ubicada a 190 kilómetros de la ciudad de San Luis y llegó para dar a luz en la Maternidad, el 18 del corriente con una cesárea programada y sin estudios previos.
La médica precisó que “luego del parto tuvo una atonía con hemorragia, es decir que no se le contrajo el útero, pasó a terapia 48 horas y se repuso, por eso los médicos decidieron que pase a sala común”.
Sin embargo, a pesar de la evolución, la médica relató que “la joven sufrió un espasmo laríngeo y un infarto agudo de miocardio septal, en terapia intensiva volvió a mejorar su salud y el sábado fue trasladada de nuevo a la sala, donde le dio un segundo infarto y aunque intentaron resucitarla, falleció”.

Embarazo normal.
Pérez aseguró haber estado en contacto permanente con la madre y la hermana de Melisa quien el miércoles próximo vendrá a retirar a la beba que permanece internada en la maternidad.
Sin embargo la prima de Vanesa, Paola Godoy y su cuñado César Garay, afirmaron a medios radiales puntanos que la joven madre “tuvo un embarazo normal, hizo todo los controles a tiempo y se vino una semana antes a internar a San Luis, porque iba a tener a su bebé por cesárea ya que era muy grande”.
De acuerdo a esos testimonios, a la joven “la obligaron a tener un parto normal y ahí todo se empezó a complicar”.
“Cuando estaba por tener él bebe se le subieron arriba y le hicieron fuerza para que salga la criatura y nació bien pero le desprendieron el útero, por eso la operaron para sacarle todo lo que estaba adentro y la llevaron a terapia intensiva”.
La joven habría pasado el sábado en la unidad especial de cuidados intensivos y el domingo por la mañana fue pasada a sala común “porque dijeron que estaba mejor”, pero “falleció en la tarde de ayer”, relató el cuñado de Melisa, César Garay.
La joven, era mamá de un bebé de un año, vivía junto a su marido Adrián Garay en Candelaria y su familia anunció que realizará una marcha, mañana, reclamando justicia por la joven. (Télam)

Foto: Gentileza Punto Aparte (San Luis)

Compartir