Descubrieron un nuevo ángel

Un mosaico, que representa a un ángel, disimulado en la iglesia construida donde nació Jesucristo, según la tradición cristiana, quedó al descubierto gracias a unas recientes obras de restauración en la Basílica de la Natividad de Belén. Desde 2013, un equipo italiano está rehabilitando la iglesia, con permiso de las autoridades palestinas.
Los techos y las ventanas ya han sido reparados, y los mosaicos que decoran el edificio han recuperado todo su color. Pero la gran sorpresa ha sido el descubrimiento de un mosaico que representa un ángel, oculto detrás de un muro de yeso.
Con ayuda de cámaras térmicas similares a las empleadas por lo militares para efectuar operaciones nocturnas, los restauradores sondaron los muros para verificar si no había nada detrás, explica Giammarco Piacenti, directivo de la empresa privada responsable de las obras.

Restauración.
Una vez retirado el yeso apareció el ángel, con lo que ya son siete los presentes en la iglesia. Con el brazo tendido, apunta con el dedo al lugar donde se cree que nació Jesús.
La aparición del ángel no ha tardado en alimentar los mitos. La restauradora que lo descubrió se quedó embarazada poco después de hallarlo, y ahora “la familia no habla más que de la bendición del ángel”, cuenta Piacenti con una sonrisa.
El edificio, que cada año recibe a dos millones de visitantes, fue construido en el año 339, y luego destruido por un incendio ntes de ser reconstruido en el siglo VI.
Durante años, las obras de renovación se vieron impedidas por las disputas entre católicos, griegos ortodoxos y los armenios, las tres iglesias que gestionan la basílica. Tanto es así que la anterior restauración se remonta al año 1478, según Piacenti.

Compartir