Detienen a estudiantes sin motivo en General Pico

INTERVINO LA UNLPAM

Dos estudiantes de Veterinaria fueron acusados de un robo y se pasaron un día tras las rejas sin poder avisarle a nadie que estaban presos. El vicerrector de la Universidad repudió la detención.
“Estuvimos en un calabozo todo meado, incomunicados durante más de medio día, sin saber por qué estábamos ahí. En la casa de mi compañero estaba la pava puesta y los apuntes abiertos. Salimos a comprar facturas y terminamos presos”. Federico Retamal (26) aún no puede creer lo que le ocurrió durante la mañana del 29 de abril cuando efectivos de la Seccional Tercera de General Pico lo detuvieron junto a Williams Lucero, su compañero de estudios, con quien había salido a la panadería, pero terminó tras las rejas.
Los estudiantes de tercer año de la carrera de Veterinaria de la UNLPam denunciaron por las redes sociales haber sido víctimas de una detención ilegal y de apremios perpetrados por efectivos policiales.
“A mi compañero le pegaron en la calle y en la comisaría. El mismo policía le decía que le iba a pegar esposado y encerrado. Estuvimos en la comisaría encerrados, separados, incomunicados y sin saber por qué. Nos trataron como perros, dormimos en el piso, con frío y con mucho miedo. No sabíamos qué hacíamos ahí, de un rato al otro sin nada. Nunca en mi vida le pegué a alguien, nunca robé. Estoy estudiando en la Universidad Nacional de La Pampa, curso tercer año, yo quiero estudiar, rindo el martes y el miércoles. Mancharon mi nombre, soy hijo de laburantes, vengo de una familia de bien, mis papás nos educaron bien a mis hermanos y a mí. Estoy indignado y triste, no sé por qué nos hacen esto”, agregó el joven oriundo de Esquel, Chubut, que vive en una residencia universitaria y que desde hace 4 años está becado en la UNLPam.
“Esto es privación ilegitima de la libertad ¿Qué es eso que vamos a comprar y nos secuestran? Sin motivos, sin haber hecho nada malo. No puede ser que estemos solos, a merced de la policía”, agregó el estudiante.
-¿De qué los acusaba la policía?
-Primero nos acusaban de haberle roto una botella en la cabeza a alguien, después de un robo. Nosotros les dijimos que no habíamos tomado alcohol. En la casa de mi compañero estaba la pava en el fuego y los apuntes abiertos. Les dijimos que nos hicieran control de alcoholemia, pero no nos quisieron hacer. Al otro día, cuando nos llevaron a fiscalía, los policías nos dijeron que no los miráramos y nos verdugueban para que reaccionáramos.
-¿Alguien de la universidad se comunicó con ustedes?
-Sí, el vicerrector y también el decano. Llamaron para ver cómo estábamos y se portaron muy bien con nosotros. Estamos tranquilo porque la fiscal nos creyó y mañana (por hoy) vamos a denunciar lo que nos pasó. Lo que más nos molesta es que mañana tenemos examen y nos van a arruinar en las materias. Hace dos días que no paramos de pensar en esto. Yo tengo miedo de salir a la calle por que no sé que puede pasar si me cruzo con los policías.

La UNLPam acompaña.
“Estamos tratando de comunicarnos con la fiscal para que nos diga porqué la policía detuvo a estos dos alumnos. Mañana (por hoy) tendremos alguna novedad. Por lo pronto los vamos a acompañar a la fiscalía”, dijo ayer a este diario Hugo Alfonso, vicerrector de la UNLPam.
“Estos chicos son estudiantes de tercer año. Al hablar con ellos su relato me pareció creíble e injusta la situación que les tocó vivir. Tenemos que ver qué vamos a hacer desde la universidad esto para que no se repita por ese motivo ya estamos siendo asesorados por el cuerpo legal. Los chicos estuvieron 15 horas incomunicados y sin que nadie sepa adonde estaban. En ese tiempo les podría haber pasado cualquier cosa”, concluyó.