Detuvieron a un químico argentino, y a dos europeos, por operar un sofisticado laboratorio artesanal

Un químico argentino, junto con dos europeos, fue arrestado por las fuerzas antinarcóticos de Bolivia por operar un sofisticado laboratorio artesanal de drogas sintéticas, una modalidad hasta ahora desconocida en el país, informó la Policía. “Se ha procedido al allanamiento del domicilio donde se ha encontrado un laboratorio casero y donde se fabricaba las drogas sintéticas más potentes del mundo”, explicó a la prensa Santiago Delgadillo, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN).
Los detenidos son el químico argentino Alejandro Ariel Mag Gaw (35), el belga Johan Nicolás Bolensi (52) y la franco-holandes Celine Audrey Stephanie Maake Brackhuis (36).
El jefe policial detalló que el alucinógeno era producido en base a un tipo de hongo (conocido como cucumelo) importado desde Argentina. Luego de una serie de combinaciones químicas, los traficantes obtenían un chocolate impregnado con la droga.
El laboratorio intervenido operaba en la zona sur de la ciudad de La Paz, cercano a un circuito turístico. Cada chocolate era vendido a 20 dólares en discotecas y pubs de la capital.
Asimismo, los agentes decomisaron una sustancia denominada DMT-Dimetilamino, elaborada con una planta de origen brasileño (Jurema Preta), que los detenidos presuntamente molían para extraer el alcaloide y que luego mezclaban con thinner. Tras refrigerarla, la convertían en cristal para ser consumido por inhalación.
Marco Antonio Álvarez, subdirector de la FELCN, indicó que los productos detectados son “algo novedoso” en La Paz, pues es la primera vez que la policía antinarcóticos incauta ese tipo de alucinógenos.

Compartir