“Maradona un día dice una cosa, otro día dice otra”

MARADONA DIJO QUE EL SECRETARIO DE DEPORTES ERA "CAGON" Y MAC ALLISTER LO RELATIVIZO

Jugaron juntos en Boca, y también algún partido en la Selección. En ese entonces tenían un buen trato, pero después Maradona hizo más de una declaración en contra del pampeano y la relación se terminó.
“La respuesta a Maradona se la dieron Los Pumas en la tapa de Clarín, cuando salieron en una foto entrelazados con los jugadores brasileños. No hay que darle importancia a lo que expresa Diego y dejar lo que dijo en un segundo plano”. De esa manera el secretario de Deportes de la Nación, Carlos Javier Mac Allister, le restó trascendencia a palabras de Diego Maradona.
El astro del fútbol mundial había declarado, después que el seleccionado nacional quedara eliminado frente a Honduras, que “los dirigentes estuvieron en Miami tomando sol y no les importa nada el fútbol argentino. Algún pelotudo ahora quiere levantar la bandera brasileña, Mac Allister es un cagón”, descargó su furia.
Maradona arremetió contra la dirigencia argentina, el presidente Mauricio Macri y el pampeano “Colores” Mac Allister, quien está en Río de Janeiro desde el inicio de las competencias.
Extrañamente, después de eso, pese a que “Colores” fue entrevistado en diversos medios, nadie le preguntó por Maradona y lo que había dicho. Ayer, mientras se trasladaba desde el estadio donde Juan Martín del Potro lograba la clasificación a semifinales, para ver jugar a Los Leones a una hora y media de viaje en la misma Río de Janeiro, Mac Allister dialogó con LA ARENA.
“Colores” se mostró tranquilo con la situación, pero aceptó contestar. “Mi manera de ser no ha sido nunca la del ‘cagón’, ni en la cancha ni en la vida… pero bueno, no hay que darle importancia, Maradona un día dice una cosa, otro día dice otra. No hay que darle trascendencia, dejar lo que dijo en segundo plano”, relativizó.
-¿Qué relación tenés con Maradona?
-Ninguna.
-¿Hace mucho que no lo ves?
-Sí, bastante, años creo.
-En algún momento lo llevaste a juicio por algunas declaraciones que hizo. ¿Qué pasó?
-Sí, pero ya está… no quiero hablar de eso. Pasó algunos límites y lo demandé, pero después levanté el juicio. Insisto, no hay que darle trascendencia a lo que dice: nosotros queremos Juegos Olímpicos en paz, y el sale a bombardear no se sabe con qué sentido…
-¿Cuándo regresás a Buenos Aires?
-Me estoy volviendo el domingo porque hay mucho que hacer allá. El alto rendimiento es una parte del deporte, pero nos queda mucho camino por recorrer en todas las áreas.
-No son buenos los resultados en los Juegos.
-Lo que digo ahora es que no hay que apurarse a tirar definiciones sobre si son buenos o no. El balance se debe hacer al final, porque dos resultados, dos medallas, harían que se hiciera una lectura distinta. Tenemos todavía algunas posibilidades, en vóley, básquet, o en boxeo…

El juicio que no fue.
Allá por septiembre de 2011 Maradona arremetió con una denuncia pública contra Mac Allister, acusándolo de haber influido sobre Sergio Batista -en la época en que este era entrenador del seleccionado argentino, antes que el propio Diego- para poner en el plantel jugadores que “Colores” representaba.
En aquel momento la contestación del pampeano no se hizo esperar: “Nunca tuve un jugador en la Selección de Maradona; el único que tuve en la Selección de Batista, en juveniles, fue Benavídez, un chico que jugaba en Boca. Tengo jugadores que podrían haber tenido una oportunidad en la Selección tranquilamente.. pero no quiero hablar del tema y decir nada que me pueda perjudicar legalmente. Porque esto ya es un problema legal. Yo aguanto y aguanto pero tengo un límite. Y el límite ya se pasó”, afirmó “Colores” encendido, y dispuesto a iniciar acciones legales.
Con el tiempo la situación se distendió, y Mac Allister desistió de la acción legal. Habría sido el propio Maradona quien le pidió que levantara el juicio, a lo que el pampeano accedió, pero los abogados de las dos partes los pagó el “10”, con lo que implícitamente quedaba demostrado que no tenía sustento lo que había declarado antes.

Diego con la de Brasil.
Hace algún tiempo los hinchas argentinos quedaron sorprendidos cuando por tevé se mostró una publicidad brasileña en la que Diego Maradona aparecía vistiendo la camiseta del archirrival Brasil. La primera imagen era muy fuerte para los argentinos: la cámara hace un paneo de los jugadores de la selección brasileña cantando el himno hasta llegar a… Maradona, también vestido con la casaca verdeamarilla y entonando el himno de ese país. Mientras muchos televidentes no salían de su asombro, en la siguiente secuencia, Maradona se sentaba en la cama y vestido con la camiseta argentina, aclara: “Tuve una pesadilla, creo que bebí mucho Guaraná”, una conocida bebida gaseosa de Brasil. Luego de la aclaración, la voz en off de un locutor aseguraba, en portugués, que “los más grandes jugadores del mundo sueñan con jugar en nuestra selección”. Según la prensa brasileña, el capitán del campeón mundial de México 1986 cobró 150.000 dólares por participar en esa polémica publicidad. El crack argentino aparecía luego que mostraran a los ídolos brasileños Ronaldo y Kaká. Sin embargo, los jugadores no grabaron juntos el comercial sino que luego fueron agregados digitalmente.

Compartir